Experiencia de gobierno, crucial hacia 2018

0
466

Los resultados de la jornada electoral son claros. La sociedad mexicana quiere gobiernos eficientes. Autoridades que hagan de las políticas públicas, fuente de bienestar en materia económica, social y de seguridad para las familias y las comunidades.

El PAN en Puebla ha acreditado liderazgo político, efectividad de gobierno y capacidad de convocatoria para una amplia alianza en beneficio de la ciudadanía. Por todo ello, el caso de Puebla plantea a México una alternativa sólida y única dentro de Acción Nacional, para seguir construyendo con oportunidad e inclusividad un país moderno y con un mejor futuro a partir de la experiencia de un gobierno de hechos y resultados.

Hasta 2011, los gobiernos poblanos dejaron a la entidad sumida en el rezago. Décadas de malas administraciones estatales y municipales traducidas en la prestación de servicios públicos de baja calidad: escuelas, hospitales y policías con deficientes desempeños, muy alejados de los fines sociales esperados para los que fueron creados. Un entorno económico estatal débil, así como también una deuda pública creciente asfixiaban las oportunidades de futuro para las familias poblanas. Todavía hoy, la mayoría de los poblanos no identifica con claridad, algún logro de los anteriores gobiernos priistas. En este contexto Rafael Moreno Valle se comprometió a impulsar con la mayor responsabilidad, una profunda agenda de transformación. Bajo su liderazgo Puebla se encuentra en la ruta crítica de cambio y ha recuperado terreno por demás sustantivo en los distintos rubros de política pública, como caracteriza a los buenos gobiernos de Acción Nacional. Por eso la sociedad votó en favor de la continuidad de la transformación poblana, en una elección marcada por la oposición como un referéndum sobre la labor del actual gobernador. Voluntad ciudadana que marcó una victoria contundente para Acción Nacional y su candidato Tony Gali.

En materia económica, en los últimos cinco años se crearon más fuentes de trabajo que en los 13 años previos; la reducción significativa de la deuda pública mantiene a Puebla como una de las cinco economías estatales mejor evaluadas por las calificadoras internacionales Fitch y Moodys, así como el impulso decidido al turismo y la infraestructura, además de ampliar las oportunidades a distintos segmentos de la sociedad, ha hecho del estado un polo dinámico de desarrollo nacional.

-Publicidad-

En materia social, el gobierno poblano reconoció los grandes desafíos locales en materia de pobreza y puso manos a la obra. La política pública permitió conseguir mejoras en los siete indicadores de bienestar del Coneval, registrar el mayor crecimiento en el ingreso promedio de los hogares a nivel país entre 2012 y 2014; construir y rehabilitar 50 hospitales y más de 549 centros de salud, así como hacer pasar del lugar 24 al segundo nacional en matemáticas a los estudiantes de secundaria, y de la posición 23 al primer lugar en español a los alumnos de primaria. Asimismo, hoy Puebla es la tercera entidad donde más personas tienen acceso a una alimentación sana, nutritiva y frecuente. La responsabilidad en materia social y de combate a la desnutrición ha logrado que más de 400 mil personas dejen de padecer hambre.

Convencida de la importancia del campo poblano y su impacto en la economía local, esta administración logró situar a Puebla como el estado con mayor crecimiento del sector agropecuario en todo el país, con una tasa del 14.7% mientras que la media nacional fue sólo del 2.53%, haciendo de la entidad el lugar con el mejor desempeño en el sector durante todo el 2015; no sólo eso, Puebla avanzó 15 lugares en materia de mecanización del campo, según la Sagarpa, y de acuerdo con el Inegi, el campo poblano creció diez veces más que en todo el sexenio anterior.

El PAN en Puebla ha demostrado que es posible recuperar el orgullo colectivo, procurando mejores condiciones para las familias. La efectividad conseguida con resultados concretos en los distintos apartados de política, muestran lo mejor del cambio promovido por las administraciones panistas, caracterizadas por el ejercicio de una autoridad con visión y compromiso. En esta experiencia de gobierno, sin duda, el PAN tiene una ventaja competitiva, una posición de fuerza electoral, frente a la reñida contienda prevista en 2018.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí