¿Redefinición o fuga?

0
649

Por: Diego Fernández de Cevallos

Cuando Citigroup anunció que pondrá en venta a Citibanamex (incluyendo su valiosísimo acervo cultural, como si fuera menaje de casa que sale en venta de garaje) el secretario de Gobernación dijo que no es una mala señal, y la Secretaría de Hacienda consideró que es un asunto delicado. Comentarios políticamente correctos, que eran de esperarse. Uno, el meramente político: que no pasa nada; el otro, con preocupación económica: que debe analizarse con cuidado.

Formalmente solo será una operación comercial entre particulares (pues el gobierno se dice sin interés en participar como posible comprador), pero el negocio tiene implicaciones relevantes y su mero anuncio genera incertidumbre y preocupación.

¿Por qué? Por varias razones:

-Publicidad-

1) La noticia sorprendió al menos a la población en general, en tiempos muy turbulentos para el país, lo que aumentará la contracción y cautela económica.

2) Esa operación implicará la salida de capital más grande en la historia de México como consecuencia de una transacción entre particulares. Puede ser de entre 15 y 20 mil millones de dólares (menos impuestos a pagar y el costo de la nueva autorización bancaria). No sabemos si el capital comprador será nacional, extranjero o mixto.

3) Explicablemente, Citigroup se concretó a decir que su decisión responde (lo que puede ser parcialmente cierto) a que está “redefiniendo su estrategia de negocios en el mundo”, pero, en buen romance, significa que el portafolio que aquí pone en venta no le produce la mejor ganancia, y que el producto de la venta lo llevará a otra parte, pues las grandes operaciones con los grandes inversionistas que pretende mantener en México no requieren de tal infraestructura.

4) Pues la transnacional no podía anunciar la salida de esa inversión argumentando falta de certidumbre jurídica en el país y la posible alza en su cartera vencida como consecuencia del desastre económico que aumenta día con día. Por ello, solamente con el tiempo se sabrá si esa fuga resultó por la razón dada o hay concausas que la determinaron, pero, por el momento, es una noticia que pone en alerta a los inversionistas.

Ahora bien, esa posible compraventa pasará por el escrutinio y autorización de las autoridades reguladoras (como Hacienda, Comisión Nacional Bancaria, Cofece, etcétera) porque deben evitar problemas de concentración y falta de competencia en un mercado tan importante.

En síntesis:

  1. A) Hasta el momento poco se sabe al respecto;
  2. B) Nunca es bueno para un país la salida de 15 o 20 mil millones de dólares;
  3. C) Tal vez pronto se sabrá si solo fue una “redefinición de estrategia” de Citigroup o va junto con pegado su mal pronóstico sobre el futuro próximo de México.
  4. D) Ojalá esa salida de dinero no genere una cascada de reacciones negativas para la maltrecha economía nacional.

There is no ads to display, Please add some

Deja un comentario