Los libros de texto “ideologizados” que planea editar la SEP

0
644
Libros de Texto SEP

La Secretaría de Educación Pública (SEP) informó que retirará palabras y conceptos que considera neoliberales de los libros de texto para el diseño de los libros de texto gratuitos de educación básica. Entre duras críticas, la dependencia federal se ha pronunciado contra el uso de conceptos como: “calidad educativa”, “competencia”, “sociedad del conocimiento”, “eficiencia”, “productividad” o “mestizaje”, de los planes y programas educativos,

Para ello, la SEP distribuyó entre sectores del magisterio y autoridades educativas la convocatoria a las Asambleas de Análisis del Plan y los Programas de Estudio para el diseño de los libros de texto gratuitos, denominado: “Marco curricular y Plan de estudios 2022 de la educación básica mexicana”.

La dependencia asegura que desde 1990 en las reformas educativas intervinieron actores como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y sectores empresariales. “Se introdujo el concepto de calidad para medir el desempeño del sistema educativo con indicadores como ‘eficiencia terminal’, ‘equidad’, ‘rezago’, ‘cobertura’, ‘egreso’, ‘pertinencia’, entre otros”, indica la convocatoria.

Al participar la víspera en la primera de estas asambleas para el diseño de los libros de texto gratuitos, Marx Arriaga Navarro, director general de Materiales Educativos de la SEP, señaló que “la educación debe concebirse de otra manera para terminar con “‘el sueño neoliberal’”.

-Publicidad-

“En su momento, el mismo consejo asesor de la OCDE afirmó: ‘La Reforma Educativa es demasiado importante para el futuro de México como para dejarles a los educadores esta tarea’. No somos infantes. Así que no aceptaremos que nos impongan una política educativa sin que pase por un acuerdo nacional. Estas asambleas son el primer paso para completar los documentos rectores que el país requiere”, indicó.

Y agregó: “es necesario buscar una manera diferente [de educar], después de que ha terminado ese sueño neoliberal, donde nos prometían que si a las empresas les iba bien a los trabajadores les iría bien y hoy vemos que no. Ni el dinero trae la felicidad y este desarrollo industrial desmedido y esta libertad de mercado que proponían está acabando con el medio ambiente, con la moral y la seguridad”.

Arriaga Navarro explicó que las evaluaciones y las pruebas diagnósticas se diseñaron para promover una ética laboral que justificara la desigualdad y los abusos que vivimos, y remató: “Porque ahora no es culpa de los empresarios, de los patrones o del Estado la calidad de vida que tenemos o la pobreza que nos rodea ahora; según ellos, somos nosotros los responsables porque no logramos capacitarnos bien, porque no somos emprendedores, porque no queremos competir o no alcanzamos a ofrecer una calidad en nuestro trabajo”.

El documento dice que el énfasis desmedido en la formulación técnica de los objetivos, competencias o aprendizajes clave que ha promovido la SEP a lo largo de los años “está vinculado con una insistente preocupación por medirlos como criterio para evaluar la ‘calidad’ de la enseñanza o del aprendizaje, así como para determinar la eficiencia del sistema educativo en su conjunto”.

Además, señala que la educación básica de México “se ha definido desde organismos internacionales, como la OCDE donde se ha priorizado el desarrollo de un conjunto de saberes, habilidades, conocimientos y actitudes que los niños deben aprender en tres campos específicos: comprensión lectora, pensamiento lógico-matemático y habilidades científicas.

“En las últimas tres décadas ha habido una tendencia a vincular objetivos de aprendizaje, competencias y los aprendizajes esperados a estándares curriculares que favorecen, por un lado, la evaluación de los estudiantes a través de pruebas estandarizadas promovidas desde la SEP, el extinto INEE, la OCDE y organizaciones civiles proempresariales y, por otro lado, se evaluaron las competencias docentes, que no eran otra cosa que la medición del desempeño laboral de los maestros”, puntualizó.

Expone también que el mestizaje ha sido referente en los planes y programas educativos y se convirtió en el principal proyecto y acción política del Estado mexicano.

«Podemos esperar bodrios»

Serán “bodrios” o “panfletos” indican algunos especialistas en educación aseguran que saldrán de las asambleas que realiza la Secretaría de Educación Pública (SEP) para elaborar los nuevos contenidos de los libros de texto gratuitos para educación básica.

Comentan que ha faltado la presencia de pedagogos, científicos, humanistas y expertos en contenidos educativos.

“Eso a uno lo hace sospechar maliciosamente que los que van a asistir son los simpatizantes de Morena, de Delfina Gómez. Eso se convierte en reuniones facciosas, partidarias. De esas asambleas lo único que podemos esperar es que salgan bodrios, monstruosidades, que pueden impactar en la educación y causar un daño tremendo en la educación de niños y adolescentes”, aseguró Gilberto Guevara Niebla, director del Instituto de Investigación Educativa de la Universidad Autónoma de Guadalajara.

El exsubsecretario de Educación Básica en la SEP dijo que estos libros de texto “no se resuelven en asambleas. Ese es el problema. Los científicos para crear nuevos conocimientos no se reúnen en asambleas, es absurdo”. Indicó que las asambleas no son más que “una vulgar maniobra política para generar la apariencia de que la SEP está haciendo algo, cuando en realidad ha hecho muy poco”.

Por su parte, Carlos Ornelas, doctor en Educación por la Universidad de Stanford y académico de la Universidad Autónoma Metropolitana, campus Xochimilco, detalló que “seguramente los de la SEP ya tienen todo, planes y programas de estudio, incluidos los libros de texto, y sólo les falta legitimarlo: “Ya hay un derrotero y no hay una estrategia clara”.


There is no ads to display, Please add some

Deja un comentario