El proyecto de presupuesto federal y algunas realidades de la economía

0
149

El Ejecutivo federal entregó ya a la Cámara de Diputados el Proyecto de Presupuesto que el Gobierno ejercería durante el año 2015, el cual contiene diversas cifras que es conveniente comentar y relacionar con la situación del País, cuyos problemas se pretende atenuar o resolver en parte. Pero también incluye algunas decisiones gubernamentales que los ciudadanos debemos conocer y prevenir sus consecuencias.

En primer lugar, se habla que ya no va a haber "gasolinazos" mensuales, pero se establece que va a haber un solo "megagasolinazo", pues si antes de 2013 se incrementaba el precio al público de la gasolina en 5 ó 6 centavos, previendo una inflación de 3 a 4 por ciento anual, ahora se nos dice que el aumento será uno solo en enero, por toda la inflación anual prevista, o sea un incremento del precio de 3 por ciento, lo cual nos lleva a un "megagasolinazo" de entre 40 y 50 centavos de golpe, para que el dolor sea sólo una vez. Por cierto, una inflación del 3 por ciento se ve difícil de alcanzar, pues este año todo indica que la inflación será más del 4 por ciento y no se ven circunstancias que le permitan bajar.

El Ejecutivo había previsto en 2014 que el crecimiento para 2015 sería de 4.7 por ciento, pero la realidad de la economía nacional lo hizo reconocer que sólo creceríamos al 3.7 por ciento, dando como razones cuando menos dos: que Pemex producirá menos petróleo y que presupuestalmente el precio del barril de petróleo se fijó en 82 dólares, cuando que en 2014 se había fijado en 94 dólares el barril, es decir, para 2015 se disminuyen 12 dólares en el presupuesto.

-Publicidad-

Si se sacan cuentas, durante 2014 Pemex extrae en promedio 2.52 millones de barriles diarios y para 2015 se preven 2.4 millones de barriles diarios, esto es 120 mil barriles diarios menos que a 82 dólares el barril serían 9.84 millones de dólares menos diarios, es decir, en el año se tendrían 3 mil 591.6 millones de dólares menos, o sea (a 13.00 pesos por dólar) 46 mil 690.8 millones de pesos que se calcula bajen los ingresos.

Pero además, al bajar el precio presupuestal de 94 dólares a 82 dólares el barril, en una producción diaria de 2.4 millones de barriles, se tendrían 28.8 millones de dólares diarios menos, o sea 10 mil 512 millones de dólares menos en el ejercicio, que totalizan 136 mil 656 millones de pesos de ingresos petroleros que no se recibirían en 2015.

Otro punto por aclarar es que se informe sobre la diferencia que se generará entre el precio presupuestal del barril de petróleo de 82 dólares, contra el precio real que obtenga Pemex y que a la fecha anda entre 90 y 96 dólares el barril. En las administraciones anteriores esa diferencia se llevaba: una parte a una reserva para prevenir bajas en el precio internacional, pues una diferencia mínima de 10 dólares significa 24 millones de dólares diarios que se guardarían para cuando el precio internacional sea menor a 82 dólares por barril, esto es que si el precio internacional bajara a 80 dólares, presupuestalmente se tendría un déficit de 2 dólares por barril, que deberían cubrirse con la reserva creada cuando el precio es mayor que esos 82 dólares por barril. Otra parte se reservaba para emergencias nacionales.

La propia Ley de Ingresos 2015 establece que ese año la Federación recibiría 209 mil millones más que en 2014, reconociendo que los ingresos petroleros disminuirían el 7.2 por ciento, por lo tanto los ingresos no petroleros, es decir, los provenientes de impuestos, tanto el de Sobre la Renta, el Impuesto al Valor Agregado y el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPES), que son los principales, deberían aumentar, no sólo para cubrir la baja de los impuestos petroleros, sino para lograr el incremento en los ingresos presupuestales por 209 mil millones de pesos, esto es más de 300 mil millones de pesos que los ciudadanos pagaríamos al gobierno.

Este incremento del 10.7 por ciento sobre lo recaudado en 2014 en los ingresos tributarios, son también producto de la tan criticada reforma fiscal que ha provocado un estancamiento en la economía cuyas consecuencias todavía resienten los mexicanos, pues las nuevas medidas fiscales de eliminar los "Repecos" con la intensión de registrarlos en la economía formal, lo que logró es que muchos de ellos cerraran sus negocios, otros se fueran a la informalidad y algunos finalmente pasaron a la economía formal para que pagaran impuestos, Seguro Social, Infonavit, etcétera.

Sin embargo, hay que reconocer que la economía informal también es parte de la economía nacional que, desde luego, no paga impuestos y consume servicios sin pagarlos, pero sí crea empleos aunque sin prestaciones ni derechos al trabajador, genera ingresos para muchos mexicanos y adquiere productos de la economía formal.

Ese fue uno de los errores de la reforma fiscal, el de no evaluar correctamente la realidad de la importancia de la economía informal. En este Presupuesto para 2015 se habla de una serie de concesiones a los "Repecos" que ya ingresaron a los registros formales, así como a los pequeños negocios informales que decidan registrarse en Hacienda, pero precisamente lo correcto hubiera sido que con esas concesiones hubieran iniciado la reforma fiscal y no con medidas inadecuadas, que demostraron que la nueva administración no tiene una clara visión de la economía integral del País.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí