Democracia SOS

0
136

La encuesta Latinobarómetro, publicada cada año desde 1995 se ha convertido en un referente para todos los estudiosos de la democracia en América Latina y esta columna ha dado de cuenta de sus resultados con regularidad. La edición 2021, publicada hace apenas cuatro días resulta especialmente relevante porque las entrevistas en 18 países de la región fueron realizadas durante la pandemia que igual que, en México, con sus millones de pobres y la falta de capacidad para dar respuestas a los viejos y nuevos problemas, puso al desnudo la debilidad de los Estados latinoamericanos.

El informe resume que los países enfrentan una triple crisis: la política de larga data la sanitaria, derivada de la pandemia, y la crisis económica, igualmente producida por la pandemia, además de las condiciones de pobreza y desigualdad que caracterizan a la región y que, lejos de resolverse, que hay sumarles 50 millones de personas más en situación de pobreza.

Por eso no es raro que el desencanto por la democracia reportado por Latinobarómetro desde hace años, se haya profundizado en esta última medición. Los pueblos ahora no sólo son más conscientes de la necesidad de que los gobiernos den resultados en cuanto a reducir la pobreza y la desigualdad, sino de sus derechos políticos y sociales y demandan la eliminación de la discriminación, la igualdad entre los géneros, la protección del medio ambiente o el acceso a la justicia.

La falta de resultados en éstos y otros ámbitos ha generado una caída en el apoyo a la democracia que venía registrándose en la última década hasta 2018: entre 2010 y 2018 el apoyo a la democracia había caído de 63% a 48%, y en 2020 se registra 49 por ciento. Desde que comenzaron las protestas en 2010 la democracia ha perdido en total 14 puntos porcentuales de apoyo.

-Publicidad-

Otra pregunta en cuanto a la aprobación de la democracia como el mejor sistema de gobierno, igualmente ha mostrado una caída desde 2018 ya que cae levemente del 65% al 63% entre 2018 y 2020, confirmando la baja desde el 79% que alcanzaba en 2013. En menos de una década ha caído 16 puntos porcentuales sin pausas, encontrándose hoy en su punto más bajo en 25 años.

La satisfacción de la democracia expresa no el apoyo a ésta como sistema de gobierno sino la conformidad de la población respecto a sus resultados y el informe reporta que desde 2013 la insatisfacción con la democracia se ha incrementado del 51% al 70% en 2020 después de alcanzar su punto más alto en 2018 con un 72 por ciento. Al mismo tiempo, sólo un 49% apoya la democracia, es decir, hay un 23% de latinoamericanos “insatisfechos” con una democracia a la que no apoyan. Ésa, nos dice Latinobarómetro, es la mayor fuente de protesta para las democracias latinoamericanas.

Los satisfechos disminuyen del 45% en su punto más alto en 2009 al 25% en 2020, perdiendo 20 puntos porcentuales. Eso ilustra el descontento creciente de los pueblos con sus gobernantes.

Otro dato que es de llamar la atención es que, desde hace décadas la percepción en América Latina es que no se gobierna para las mayorías, que es lo que una democracia debería hacer. En 25 años apenas un tercio de los ciudadanos de la región en su mejor momento han considerado que los gobiernos han gobernado “para las mayorías”, 29% en 2009 y 2015. En 2020 fue el 22% con un aumento de 5 puntos porcentuales respecto de 2018 (17 por ciento).

El estudio reporta muchos otros datos relevantes como el nivel de confianza en las instituciones o si se ha deteriorado la situación económica personal y familiar que, por falta de espacio, no abordó, pero queda la invitación a consultar el reporte completo.

Año con año el apoyo y la satisfacción con la democracia decrece en Latinoamérica llegando este 2020 a niveles que deberían encender todas las alertas y, sobre todo, hacer que los gobiernos reaccionen y pongan de una vez por todas en el centro de sus acciones a las personas. No hay más tiempo que perder.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí