Mexicanos contra la corrupción y la impunidad

0
344

Por: Juan Miguel Alcántara Soria

AAMLO harto le irrita exhiban su ineptitud y corrupción. Y encorajinado, el viernes pasado mandó “al carajo” a quienes le piden mínimos de empatía con víctimas de la negligencia criminal en el metro de CdMx. Pero la balconeada dentro y fuera del país está incontenida. La Universidad de Washington calculó que, al 3 de mayo, el número de fallecidos por covid es de 617,127 (el gobierno contó 217,694). El presidente de Eurasia Group (analiza riesgos globales) acaba de calificarlo en penúltimo lugar de jefes de estado por su manejo de la pandemia, solo superado por el premier chino. El embajador de Trump en México, Landau, criticó hace dos semanas su pasividad: “Ha adoptado básicamente una actitud de dejar hacer ante los cárteles”. Coincidió con el jefe de Comando de EEUU, que “entre el 35 y 40% del territorio mexicano está controlado por el crimen organizado”. Días antes de dejar la embajada dijo: “Ofrecimos donar al gobierno de México equipos no intrusivos para controlar el tráfico de armas en las fronteras, pero no aceptó”.(Ya más de 83 mil asesinatos ¡el triple de Calderón!).

La vicepresidenta Kamala Harris, quien delinea las estrategias de colaboración del gobierno de EEUU con México y Centroamérica, dijo el 3 de mayo: “No importa cuánto esfuerzo tendremos que hacer para frenar la violencia… En nada de esto lograremos resultados significativos si persiste la corrupción en la región”. Seguridad y corrupción serán los dos ejes que definirán la relación de Estados Unidos y México. Ahora sí se puede ir “al carajo” la relación binacional.

Este viernes AMLO, momentos antes de su conversación con K. Harris,acusó a su gobierno de “injerencista” porque financia a “Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad” (MCCI): “son actos de intervencionismo que promueven el golpismo”, dijo. AMLO exhibe ignorancia de los fondos legales que el Congreso de EEUU, no el Ejecutivo, aprueba para apoyar proyectos de derechos humanos, democracia o transparencia en el mundo, a través de la USAID-agencia internacional- y el NED-organización privada-. Vale la pena entrar a la página de MCCI y conocer que es una asociación comprometida con “la consolidación del Estado de Derecho en México a través de una agenda integral dedicada a prevenir, denunciar, sancionar y erradicar la corrupción e impunidad sistémicas que prevalecen en los sistemas público y privado de nuestro país”. Se ha posicionado como “un referente nacional en el tema, respaldados por una agenda de investigación de vanguardia, incidencia a través de recomendaciones relevantes y factibles y a la habilidad de articular esfuerzos y colaborar con los actores más relevantes del sector público, del sector privado y de la sociedad civil”. Revisando sus investigaciones constatamos que “Contribuye a fortalecer la conciencia de que es posible abatir la corrupción”. Entre sus varios resultados exitosos está “La Estafa Maestra” en el gobierno de Peña Nieto, o más reciente, la sentencia de la Segunda Sala de la Corte que les reconoce a estas ONGs interés legítimo como agraviados en sus denuncias para ser parte de los procesos de delitos de corrupción en agravio a la sociedad, y así pueda presentarse como víctima directa. A MCCI la dirigen personas talentosas y patriotas: Claudio X González G., ex-alumno de la Libre, la fundó en 2015. María Amparo Casar es hoy su presidenta. Salvador Camarena es su Director de Investigación Periodística-quien me buscó en 2004, al escribir con Jorge Zepeda Patterson su libro “Los Suspirantes. Los precandidatos de carne y hueso”, que en 2006 fue “El Presidente Electo. Instructivo para sobrevivir a Calderón y su gobierno”, porque fui profesor de Felipe y su amigo-. Los ahí visibles aliados estratégicos nacionales e internacionales de MCCI (en su página) son avales morales espléndidos. Acusarla de “golpista” y “traidora” es calumnia que exhibe nula calidad intelectual y moral del presidente, y su intolerancia a los que discrepan y al periodismo de investigación, además de sus enfermedades mentales. (Aparte injerencista electoral). Habrá que mandar “al carajo” a otros el 6 de junio

-Publicidad-


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí