El miedo a dar la cara

0
276

El Congreso de la Ciudad de México y la regenta Claudia Sheinbaum siguen contribuyendo a la denigración de la democracia y menospreciando la rendición de cuentas.

A lo lejos, sin dar la cara y sin ver a los ojos, así será el Informe de Gobierno que el Congreso local aprobó en un formato terso —por decir lo menos— para que Sheinbaum no tenga que rendir cuentas por su gestión. Ni museo ni Teatro de la Ciudad, será desde su computadora desde donde se dirija a las y los legisladores, así como a los ciudadanos.

Lo que debía ser un ejercicio abierto y transparente, se convertirá en un día de campo para la mandataria quien, desde Zoom, hablará en un monólogo que no dará cabida al debate ni a la réplica. No habrá pregunta parlamentaria, tampoco habrá respuestas por parte de Claudia Sheinbaum.

En una votación, en la que dejaron ver que carecen de toda dignidad y estatura política, se aprobó el nuevo formato que sólo dará cinco minutos a cada Grupo Parlamentario para posicionarse. Posteriormente, la jefa de Gobierno hablará durante 20 minutos y eso será todo.

-Publicidad-

Me opuse a este formato y propuse que Sheinbaum se presentara en el recinto legislativo de Donceles para dar su informe, como lo hicieron todos los que la antecedieron en el cargo, y que se someta al escrutinio de los ciudadanos y a los cuestionamientos de las y los diputados, pero la propuesta cayó en los oídos sordos de la mayoría de Morena, la cual terminó por desecharla.

A esta Legislatura y a la mandataria les falta oficio político, incluso su presidente Andrés Manuel López Obrador fue más demócrata —dentro de su intolerancia—, pues rindió su informe dando la cara en las instalaciones del Palacio Nacional, no se escudó en la pandemia para esconderse.

No me malinterpreten, de ninguna manera desestimo las medidas de cuidado personal para disminuir el riesgo de contagios, pero en la CDMX por un lado usan como pretexto la pandemia para evitar la rendición de cuentas, y por el otro orquestan la apertura de comercios y actividades. Cuando les conviene hay que mantener la sana distancia y quedarse dentro, y cuando no, todos pueden salir.

La verdad es que Sheinbaum y Morena preparan el terreno de cara al proceso electoral del próximo año. Por eso es que no les conviene rendir cuentas, no quieren ser juzgados ni exhibidos en público.

¿No me creen? Qué curioso resulta que apenas se dio a conocer que los dirigentes de los partidos de oposición han platicado sobre una posible alianza para el 2021, de inmediato el gobierno de la Ciudad de México anunció la reapertura del caso en contra del exdirigente priista Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre. Pareciera que el mensaje es: si hay alianza, habrá justicia sectaria.

Así corren estos tiempos y esta primera Legislatura del nuevo Congreso de la CDMX será recordada como… Honestamente, no habrá nada bueno por lo cual recordarnos, sólo por haber sido el cajero automático de Sheinbaum.

Siempre es más cómodo decir: Siri —o espejito espejito—, ¿quién es la mejor regente del reino?…


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí