Por las mujeres, México resurgirá

0
123

Por: Juan Miguel Alcántara Soria

Este domingo de Pascua iniciaron formalmente las campañas políticas en el país. A votar en dos meses. Hasta hoy la conducción de los partidos políticos está lejos de entrelazarse con las necesidades y expectativas de la población. Y sin embargo, a México le urge levantarse, recobrar el vigor de pueblo, dejar de ser masa, resurgir del fango de mentira, violencia, insalubridad, corrupción, decepción; superar la ausencia de un futuro mejor. ¿Cómo daremos el salto para estar al nivel de nuestra dignidad de personas humanas, aquí y ahora? Se perciben más respuestas de mujer: de madres de hijos con cáncer reclamando en vía pública medicinas; de diversidad de feministas exigiendo contener feminicidios y otras violencias; de madres, esposas e hijas buscando sus desaparecidos y abriendo con sus manos fosas clandestinas; de doctoras y enfermeras discriminadas, y exigiendo sus vacunas para seguir en primera línea de atención a pandemia. 

Recientemente analizamos una tesis femenina sobre el latir de México: “Es más fácil corregir la ignorancia, que la falta de autoestima… Cuando una persona ignora algún tema, si se le explica de manera que pueda digerirlo, es suficiente…(Pero) Cuando alguien decide seguir creyendo en un movimiento como Morena, a estas alturas de abril del 2021, es por falta de autoestima…Les habla a los fregados, les encuentra a los culpables de su desgracia y les da su sentido de pertenencia. No es necesario resolver los problemas… No esperan mejoras… Una persona sin esperanza necesita terapia, no necesita lecciones de política”. Un amigo respondió: “Veo cada día más claro que son las mujeres las que han logrado mover el debate público, de chairos contra fifís, liberales contra conservadores, a su lucha histórica. Se están convirtiendo en kriptonita. No solo AMLO no sabe qué hacer con ellas, las ha menospreciado, ignorado y lastimado”. Y sí, la exigencia de ver un horizonte de vida digno para todas ellas, definirá la realidad y calidad de país que construiremos. Un cambio pacífico a paso de revolución, incluyente de todas las visiones legítimas.

Es cierto que el presidente López está restaurando la “presidencia imperial”, tan unipersonal y poderosa como la de los años 70s, que mucho añora. Desde allá formó su visión política, indispuesta a contrapesos. También: que él y su partido vuelven a arremeter contra el INE al que amenazan con desaparecer. Que los partidos políticos carecen de liderazgos con autoridad moral, de diagnóstico y propuesta atendible por la ciudadanía. Que candidaturas designadas sin democracia interna, ilegítimas, son en buena parte impresentables. Todo esto es cierto. 

-Publicidad-

Por eso las respuestas con valor civil que están emergiendo desde las diversas perspectivas de mujer se vuelven determinantes en la conformación de las agendas públicas, las que deberán tomar en cuenta cabildos municipales, espacios legislativos locales y federales, y la formulación de políticas públicas, que serán revisadas y evaluadas por las mujeres con sistemas métricos a la altura de sus justas expectativas.

Se deben atender tanto la ignorancia cívica como la falta de autoestima popular. Por supuesto hay que recuperarlos motivos para luchar y para esperar, y las terapias en familia o sociales pueden ser muy pertinentes para gran parte del pueblo. Y también compartir los diagnósticos de los graves problemas locales y nacionales, las causas de sus males, y las soluciones técnicas para los diversos problemas, de la manera más digerible posible. E insistir en que el cambio inicia en el interior de las personas. Pascua significa “paso” o “salto”: Los judíos celebran la liberación de la esclavitud del pueblo de Israel en Egipto. Los cristianos, la resurrección de Jesucristo y la liberación de los pecados de la humanidad. Un paso o salto del pueblo a la altura de la dignidad de los hijos de Dios. Acá, estamos viendo a mujeres dejando de marcar el paso para ir a paso veloz a levantar a México, a la altura de la dignidad de personas humanas. El 6 de junio es oportunidad para resurgir; no la dejemos pasar. ¡Feliz Pascua de Resurrección!.

Se deben atender tanto la ignorancia cívica como la falta de autoestima popular. Por supuesto hay que recuperarlos motivos para luchar y para esperar, y las terapias en familia o sociales pueden ser muy pertinentes para gran parte del pueblo. Y también compartir los diagnósticos de los graves problemas locales y nacionales, las causas de sus males, y las soluciones técnicas para los diversos problemas, de la manera más digerible posible. E insistir en que el cambio inicia en el interior de las personas. Pascua significa “paso” o “salto”: Los judíos celebran la liberación de la esclavitud del pueblo de Israel en Egipto. Los cristianos, la resurrección de Jesucristo y la liberación de los pecados de la humanidad. Un paso o salto del pueblo a la altura de la dignidad de los hijos de Dios. Acá, estamos viendo a mujeres dejando de marcar el paso para ir a paso veloz a levantar a México, a la altura de la dignidad de personas humanas. El 6 de junio es oportunidad para resurgir; no la dejemos pasar. ¡Feliz Pascua de Resurrección!.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí