Rebrote a la vista

0
132

Por: Armando Salinas Torre

Lamentablemente, el gobierno aún no entiende a cabalidad la responsabilidad de garantizar el derecho a la salud pública.

El Estado tiene como principal obligación garantizar la salud de las personas, como parte esencial de los derechos fundamentales, pues ello justifica y legitima sus acciones.

En este periodo vacacional fue evidente que no se logró transmitir el mensaje adecuado para garantizar la salud de muchas de las personas que se habrán contagiado porque no se tomaron las medidas preventivas necesarias.

-Publicidad-

Es muy probable que haya un incremento en el número de personas contagiadas por covid-19, lo cual, en principio, no sólo pondrá en grave riesgo la salud de tales personas, sino que, como efecto secundario, también complicará la reactivación económica y la conservación de muchas fuentes de empleo.

Los próximos días serán muy importantes para que las personas que se expusieron en estas vacaciones refuercen las precauciones en sus hogares y centros de trabajo, y evitar que los contagios se multipliquen. Sin embargo, ha brillado por su ausencia el mensaje del Estado al respecto.

En otros países ya se puede observar con preocupación los rebrotes de contagios.

En ese sentido, tales países están tratando de acelerar el proceso de vacunación en la población. Además, se realizan estímulos económicos, principalmente a las pequeñas y medianas empresas, para que los efectos de la pandemia no sean tan devastadores en las fuentes de empleo y se logre, así, una recuperación más rápida.

En cambio, en nuestro país la prioridad del jefe de Estado es lograr la mayor clientela para ganar las próximas elecciones, a pesar de que ello no necesariamente garantice las prioridades que debe cumplir su gobierno.

En el país actúa como jefe de campaña, en uno de los contextos más difíciles para la nación mexicana, en un momento en el que es indispensable colocarse por encima de las diferencias partidistas y de la contienda electoral, sobre todo para coordinar las acciones gubernamentales, no para que gane un partido político, sino que gane el país entero, encabezando una verdadera cruzada a favor de la salud de los mexicanos.

En su lugar, se privilegia el discurso y las acciones que sólo hacen dudar a la población, primero, del verdadero riesgo del coronavirus, luego, de las acciones preventivas, tales como el cubrebocas, el resguardo domiciliario y la sana distancia, y, finalmente, el esfuerzo eficaz para garantizar y aplicar las vacunas de manera óptima para toda la población.

Las coyunturas, por difíciles que parezcan, pueden ser aprovechadas para redescubrir oportunidades y salir fortalecidos en la adversidad.

Como caso concreto, nuestro vecino del norte está poniendo en práctica uno de los proyectos de desarrollo y apoyo socio-económico más ambiciosos desde la etapa para superar la Gran Depresión, en 1929. Es envidiable el esfuerzo del gobierno norteamericano, no sólo para lograr que muy pronto se vacune a toda su población, sino para poner en práctica uno de los más grandes presupuestos públicos para lograr el crecimiento económico de su país.

Esta coyuntura debiera ser aprovechada por nuestro país para intensificar los vínculos comerciales y facilitar los proyectos de inversión, tal como lo han hecho incluso los países que en su momento fueron de izquierda, como China, Rusia o hasta Cuba, que recientemente ha abierto espacios a la inversión privada internacional.

Una vez más se puede ver en dónde se debe reajustar el modelo propuesto, toda vez que, con independencia de que ganen las próximas elecciones, la realidad podrá mostrarnos que, más allá del rebrote que se aproxima, los efectos, no sólo de la pandemia, sino de la obstinación de una persona, provocarán, además de muchos contagiados, fallecimientos, mayores cierres de empresas, pérdida de empleos y oportunidades de inversión y, por ende, mayor pobreza, sin que los conservadores, liberales y fantasmas que trata de revivir todos los días, sean los responsables de todo ello.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí