#8M 2022: más preocupaciones que conquistas

0
321

Mañana, 8 de marzo, conmemoraremos un Día Internacional de la Mujer con más preocupaciones que conquistas. Preocupación y frustración porque las violencias y los feminicidios no cesan en nuestro país, y porque las libertades y los derechos de millones de mujeres y niñas en varios lugares del mundo no sólo no avanzan, sino que retroceden o están en riesgo.

El matrimonio infantil sigue siendo un asunto sin resolver. Se calcula que 650 millones de mujeres vivas se casaron siendo niñas y se estima que unos 10 millones de niñas más podrían haber sido obligadas a contraer matrimonio debido a la crisis por covid-19, que incluyó cierre de escuelas, desempleo y falta de acceso a servicios de salud en comunidades vulnerables.

La brecha salarial persiste. A nivel mundial, la brecha salarial de género es del 16%, lo que significa que las trabajadoras ganan, en promedio, el 84% de lo que ganan los hombres. En el caso de las mujeres de color, las inmigrantes y las mujeres madres, la diferencia es mayor.

Los cuidados en el hogar siguen recayendo en las mujeres y niñas. En todo el mundo, el 42% de las mujeres no puede acceder a un empleo remunerado porque son las responsables del trabajo de cuidados, en comparación con tan sólo el 6% de los hombres.

-Publicidad-

El acceso a los mayores puestos de decisión continúa siendo limitado para las mujeres. En 2022, de 193 países reconocidos por la ONU, menos de 20 tienen una jefa de Estado y/o de gobierno en funciones, y en 2019, sólo 3 de los 35 CEO de las empresas más grandes del mundo eran mujeres, lo cual dudo que haya cambiado significativamente. Y aunque en México estamos orgullosos de haber logrado la paridad en todos los espacios públicos de decisión, somos la excepción a la regla, ya que a nivel mundial apenas poco más del 20% de las parlamentarias son mujeres.

En cuanto a la violencia y el feminicidio, si bien no hay un dato global exacto debido a que en muchos países ni siquiera se reconocen o contabilizan este tipo de delitos, sí sabemos que las medidas de confinamiento en 2020 y 2021 por la pandemia incrementaron la violencia doméstica, y que en el caso particular de México, 2021 fue uno de los años más violentos, al ser asesinadas más de 3,500 mujeres. De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, hasta mayo del año pasado se registraron 23,909 casos de violencia familiar y de 2020 a 2021 también aumentaron las violaciones en un 28.1%, con 21,189.

Este 8 de marzo pienso especialmente en las mujeres y niñas afganas, cuyos derechos se han vulnerado tras la salida de Estados Unidos de su país, el año pasado, dando paso a un segundo régimen Talibán, que si bien prometió respetar los derechos humanos de las mujeres, apenas a fines del año pasado, prohibió a éstas realizar viajes de más de 70 kilómetros sin la compañía de un familiar masculino, por mencionar un ejemplo.

Otras que de un día para otro se encuentran en grave riesgo son las mujeres y las niñas ucranianas, quienes, al igual que todas las que se encuentran en situaciones de conflicto, corren un mayor riesgo de sufrir violencia sexual y de género, especialmente las refugiadas o desplazadas de sus hogares. ONU Mujeres ha hecho un llamado a que la asistencia humanitaria tome en cuenta este riesgo e integre una perspectiva de género.

Mañana volveremos a marchar por las que ya no están, por las que estamos y por las que vienen, defenderemos lo ganado y volveremos a recordarle a la sociedad y a las autoridades lo que nos deben y en lo que han fallado, pero más que marchar, debemos organizarnos para incidir y lograr los cambios que aún hacen falta. Por eso, celebro la iniciativa a la que diversos colectivos como 50+1 y Rebeldes con Causa hemos convocado para deliberar sobre “el país que queremos las mujeres”, que se presenta hoy. Sólo unidas y organizadas lograremos el México y el mundo en el que podamos vivir libres y seguras.


There is no ads to display, Please add some

Deja un comentario