Tianguis turístico

0
111

Acapulco albergará a compradores de 64 países y, por primera vez, el registro de visitantes de Oriente Medio y África.

El día de ayer el Tianguis Turístico regresó a Acapulco, Guerrero, después de tres años de haber salido del municipio en un formato itinerante con la finalidad de promover otros destinos. El retorno de esta importante feria a un estado que durante los últimos meses ha sido golpeado por los altos índices de inseguridad, violencia y descomposición de sus autoridades locales significa una nueva oportunidad.

Desde hace casi 40 años el Tianguis Turístico ha representado la ventana para exponer al resto del mundo las riquezas y recursos, que han hecho a nuestro país un destino atractivo para millones de visitantes que vacacionan en nuestras playas y ciudades; en esta edición representará también la oportunidad de demostrar que México sigue contando con potencial económico y de desarrollo.

Ante un panorama que ha sido descrito por el Gobierno de la República como adverso, este Tianguis puede ser la ocasión perfecta para afrontar la coyuntura económica internacional a través de una perspectiva diferente, la del turismo; una nueva arista que puede ser explotada para seguir atrayendo inversión y recursos.

-Publicidad-

El hecho de que el Tianguis Turístico regrese a Acapulco es un mensaje claro sobre la fortaleza histórica de este municipio, que durante décadas fue el destino principal de nuestro país para turistas nacionales e internacionales y que hoy lucha para volver a ser un referente de tranquilidad y diversión para las familias.

El mensaje es simple: se hará uso de todos los medios para recuperar Acapulco y, en el largo plazo, recuperar Guerrero. Esta edición promete no ser una decepción, no sólo porque el número de empresas compradoras registradas es la más alta en la historia del evento, sino porque Acapulco ha demostrado contar con los elementos para garantizar un evento de calidad.

Hasta el momento, Acapulco albergará a compradores de 64 países y, por primera vez, el registro de visitantes de Oriente Medio y África, una puerta que no se había explorado y que puede rendir frutos no sólo turísticos, sino en términos de nuevas relaciones comerciales que se traduzcan en mayores beneficios económicos para los mexicanos.

México tiene que seguir apostando por su atractivo natural, su legado histórico y arquitectónico, así como por su cultura y tradición. México tiene que seguir invirtiendo en su infraestructura turística y su conectividad para seguir generando confianza en los miles de visitantes e inversionistas que ponen sus ojos en el país. Acapulco puede ser la muestra, y el turismo, la vía.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí