Se anuncia cárcel

0
181

Times Square es, sin duda, el área más famosa de Nueva York y quizá la más fotografiada, quien visita esta ciudad difícilmente no se toma una foto con todos esos anuncios luminosos detrás. En la ciudad más famosa del mundo la publicidad exterior no sólo es un espectáculo, sino también un gran atractivo turístico.

De tal suerte que podemos concluir sin mayores escalas que la publicidad exterior no es un problema en sí mismo. El verdadero problema radica en que lo ha regulado una norma laxa, que no establece sanciones que permitan a la autoridad castigar a los anunciantes cuando incumplen. Por esta razón, en la Ciudad de México la publicidad exterior es un cáncer más  que se ha reproducido en el caos.

Durante años se permitió la colocación de forma anárquica de publicidad en las calles y avenidas, generando problemas de protección civil por la colocación de estructuras inadecuadas y en sitios no propicios, y atentando contra el derecho de los capitalinos a un ambiente sano y sustentable.

-Publicidad-

Hasta ahora, todas las regulaciones han fracasado por la corrupción de las autoridades y la mayoría de las empresas de publicidad exterior acomodadas en el sistema de las prebendas a cambio de la impunidad para operar.

En la ALDF recién aprobamos una nueva regulación en la que le retiramos al Consejo de Publicidad Exterior la atribución de determinar las vialidades en las que se pueden colocar anuncios, ahora sólo podrá haber en los corredores establecidos en la ley.

Los legisladores de la ALDF de Acción Nacional logramos que no se beneficie sólo a los empresarios de la publicidad cercanos al gobierno en turno, sino que puedan participar todos aquellos que tengan más de diez años de experiencia en la industria. Logramos también que todos los permisos para la colocación de publicidad se transparenten y se publiquen en internet.

Propusimos que los recursos obtenidos por la publicidad en el Metro, ahí se queden, para que ya no haya pretextos para no mejorar las malas condiciones en que opera este transporte.

Y finalmente, evitamos que se aprobara la propuesta del PVEM, la cual buscaba eliminar que los anunciantes sean solidarios responsables por las infracciones que se cometan a la ley; es decir, el PVEM buscaba seguir anunciándose ilegalmente —como lo ha hecho en los últimos meses—, pero que la sanción por el anuncio ilegal fuera sólo para el dueño del anuncio y no para este partido de las prácticas ilegales.

Se autorizaron cinco nuevos corredores publicitarios y la ampliación de tres tramos en Circuito Interior. Ampliamos los alcances de la figura de responsabilidad solidaria, la norma, como advertí, ahora es precisa y no admite lugar a interpretaciones, la ALDF anuncia cárcel a los publicistas, responsables de inmuebles y anunciantes que no cuenten con permiso o licencia para instalar estructuras y anuncios, podrían recibir sanciones de tres a seis años de cárcel y multas de 35 mil a 279 mil pesos, pues cometen un delito en contra la protección, conservación y regulación del paisaje urbano.

Se incluyen también sanciones de uno a cuatro años por delito contra el ambiente al afectar árboles por colocar autosoportados en azoteas, vallas o tapiales sin autorización.

Si queremos ordenar el caos de la publicidad exterior, todos los involucrados deben comprometerse, por ello, hemos considerado que el anunciante debe responsabilizarse de cómo promociona su marca, así sólo podrá contratar anuncios con empresas de publicidad exterior que cuenten con los permisos.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí