PAN: debate a medias

0
188

Los resultados de la elección intermedia y las nuevas formas de comunicación exitosa entre aspirantes y electores han demostrado que los partidos políticos han perdido credibilidad y posicionamiento entre los ciudadanos.

Por tal motivo, es necesario ocupar nuevos mecanismos para recuperar lo perdido y, así, restablecer medios innovadores para hacer llegar sus plataformas, diferenciadores y perfiles políticos a una sociedad dinámica, demandante y con cada vez más acceso a diversas vías de comunicación.

El desgaste por el que atraviesan los partidos políticos hace obligatorio buscar nuevas formas de comunicación para restablecer el contacto directo con los ciudadanos, es decir, encuentros uno a uno que desechen la lejanía que, lamentablemente, hasta hoy ha caracterizado a todos los liderazgos políticos cada que deciden competir por un puesto de elección popular.

-Publicidad-

De ahí que lo sucedido hace poco en torno al debate entre candidatos a la dirigencia del Partido Acción Nacional no debe volver a ocurrir. La ruta de difusión elegida por las autoridades de la Comisión Electoral del PAN apeló, de nueva cuenta, a un modelo agotado. Un modelo que, de manera sistemática, lleva al resultado muchas veces observado: una mala transmisión, malestar en la audiencia interesada y, como otra veces, una restricción de consulta a otros públicos importantes.

Es claro que los beneficios políticos de la organización de un debate tienen que ser consecuentes con los altos costos que conllevan. Los candidatos sacrifican durante días enteros el contacto con la militancia y la visita a comités partidistas estratégicos en el proceso de elección; el talento humano de sus equipos está volcado a la definición de la estrategia, el correcto empaquetado del mensaje y la valoración de riesgos frente al discurso opositor. A partir de ahí, horas y horas de entrenamiento, hasta obtener condiciones satisfactorias en tono e imagen.

Del lado de la estructura partidista, la inversión política es igual de relevante. En lo interno, existe una militancia libre y crítica, interesada en conocer el posicionamiento de sus liderazgos frente a los retos que como organización estamos decididos a superar. En lo externo, se levanta la expectativa social y mediática en relación con las respuestas que Acción Nacional ofrece, como instituto político a las exigencias de la sociedad.

En ese sentido, los resultados de comunicación derivados del encuentro entre Ricardo Anaya y Javier Corral no son redituables con la vocación democrática del PAN, ni con la urgencia de convencer o recuperar a otros públicos distintos a los de simpatizantes y militantes. Al final, el PAN debería estar enfocado, no sólo en consolidar su militancia, sino, además, en llamar la atención de la ciudadanía mediante ejercicios de discusión abiertos a todo público. Tal y como sucedió en la elección interna pasada, hace casi año y medio, la Comisión Organizadora de la Elección Interna del PAN fue la responsable de elegir las vías para difundir el debate, opciones que, desafortunadamente, no resultaron satisfactorias, pues hubo una mala señal y se acordó, una vez más, negar la presencia de representantes de medios de comunicación o de participantes activos en redes sociales, lo que inhibió la oportunidad de estimular la discusión pública y potenciar su impacto positivo. Al final, un llamativo ejercicio democrático, único en perspectiva comparada con el resto de las fuerzas políticas, terminó privilegiando la imagen de un PAN cerrado a la ciudadanía, poco eficiente en el posicionamiento público de sus ventajas comparativas y tirando por la borda la oportunidad de generar discusión en el contexto de una sociedad ávida de debate público. Por ello, es urgente abrirse a la población, posicionarnos de nuevo como un partido de ciudadanos y no sólo de militantes.

Diversos estudios de opinión muestran a Acción Nacional en una posición competitiva rumbo a 2018. De ahí que conformar una amplia alianza ciudadana, en torno a nuestra propuesta programática, de aquí al 2018, sólo será posible en la medida que el PAN muestre, sin cortapisas, su renovación y ejerza una comunicación innovadora que atraiga a nuevos públicos  hacia la solución de los retos colectivos.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí