La PGJDF electoral

0
140

Lejos de su tradicional parsimonia e ineficacia, parecería que la Procuraduría en estos tiempos de elecciones sí se aplica; resuelve y pronto.

Muchos son los expedientes que en este proceso electoral han llegado hasta los escritorios de los investigadores de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, como lo son: el enfrentamiento que dejó varios heridos en Cuajimalpa, los robos de casas de campaña y amenazas denunciadas en distintas delegaciones a candidatos y candidatas, así como a sus equipos, el ataque a balazos del que fueron víctimas colaboradores del equipo de una candidata en la delegación Xochimilco, la detención  del colaborador de Monreal, Agustín Guerrero, que en apenas unas horas lo soltaron o, la más reciente, la sorpresiva muerte, por no decir misteriosa, y eso porque no hay un solo indicio de extrañeza, según lo establecido en el  expediente, del responsable de las finanzas del PRD capitalino, Julio Manuel de Caso.

Cabe destacar que una constante de los incidentes que la PGJDF ha tenido que atender en este proceso electoral, es que el PRD está involucrado de una manera o de otra, si no en todos, cuando menos en la mayoría.

Pero lejos de la tradicional parsimonia e ineficacia con la que investigó e intentó resolver casos que en verdad han sacudido a la sociedad del Distrito Federal, como la muerte del niño Cuacuas, los desaparecidos del Bar Heaven y la jauría asesina de Iztapalapa, parecería que la PGJDF en tiempos electorales sí se aplica; resuelve y pronto.

-Publicidad-

En el caso del ataque a la candidata perredista de Xochimilco hay un detenido y están en busca del otro. Pero en el que sí batieron todos sus récords fue en el asunto de Julio Manuel de Caso. No terminó de anochecer cuando determinaron que se trataba de un suicidio. Hasta se informó que el funcionario perredista tenía problemas personales fuertes con su esposa, depresiones y mala salud, que colgarse y dispararse en la cabeza no tuvo un móvil laboral, con un matiz fundamental, por si alguien tuviera malas ideas o intentara bordar sobre la línea del “sospechosismo”.

La PGJDF no escatimó y descartó además que pudiera tratarse de algún tema relacionado con las finanzas del partido. Vista tal velocidad y precisión de la PGJDF, deberíamos los capitalinos esperar que actuaran  siempre como si la cosa fuera electoral.

Más allá de la expedita procuración de la justicia en el caso, es de resaltar que de su partido, a Julio Manuel lo más que le reconocieron es que, pese a sus condiciones personales y de salud, contribuyó a que el Partido de la Revolución Democrática por año y medio consecutivo obtuviera las máximas calificaciones en transparencia en el IEDF. Y, como dijo el presidente local del PRD, para que nadie sude calenturas ajenas, tal fue el orden y disciplina de su colaborador que el suicidio no retrasará el reporte de gastos de campaña de su partido.

Es imposible no hacer la parada, así como toda proporción guardada, y comparar el reconocimiento post mortem que los priistas le dieron a uno de los suyos, hasta el presidente Peña asistió al funeral de Sebastián Lerdo de Tejada.

En fin, más allá de los trasfondos, aprovecho estas líneas para ofrecer condolencias a la familia de Julio Manuel de Caso, de Sebastián Lerdo de Tejada y de Manuel Camacho Solís.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí