La oportunidad de México en París

0
123

En la primera semana de diciembre de este año se llevará a cabo en París la 21 Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 21), donde todos los Estados miembros confirmarán sus compromisos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera.

México ha establecido una meta importante de reducir estas emisiones 30% para 2020 y ha comprometido en las reuniones intermedias de la COP que para 2024, 35% de generación de electricidad se hará con energías renovables.

Como muchas veces, nuestros funcionarios son muy buenos para comprometerse en el exterior, pero al estar de vuelta en el país se les olvida y actúan contrario a lo que expresaron en aquellas reuniones de alto nivel. Es el caso de lo que está pasando en este momento en el Senado, al no aprobar la Ley de Transición Energética (LTE), la cual da certidumbre a la promoción de las energías renovables.

-Publicidad-

La LTE es una ley fundamental de la Reforma Energética aprobada el año pasado, que dio lugar a 21 leyes energéticas. La LTE, a la que se le llamó el “paquete verde”, debió aprobarse con las demás.

La LTE sustituye a la Ley de Energías Renovables publicada en 2008, fue discutida y aprobada por amplio margen en la Cámara de Diputados el 15 de diciembre de 2014; ese mismo día, se envió a la Cámara de Senadores para su discusión y aprobación. La Comisión Permanente del Senado turnó la iniciativa a la Comisión de Energía esa misma semana y desde entonces a la fecha, el presidente de la comisión ni siquiera ha citado a los integrantes de la misma para discutir y aprobar la iniciativa de LTE.

Resulta inconcebible que el periodo de sesiones concluya esta semana y que en todo este tiempo los integrantes de la comisión no se hayan reunido para discutir la minuta.

Los integrantes de la Comisión de Energía han sido presionados por un solo sector empresarial que se ha manifestado en contra. Los argumentos son los mismos que se discutieron en San Lázaro y que fueron respondidos y atendidos ampliamente.

Las principales objeciones a la LTE son: primera, que con la sustitución de combustóleo por gas natural con plantas de ciclo combinado de generación eléctrica (CCGT), se alcanza la meta de reducción de emisiones; falso, se requiere, además de esto, de una matriz sólida de generación de electricidad a través de energías renovables. Segunda, se requieren muchos recursos a fondo perdido por parte del gobierno federal para impulsar las renovables; falso, sólo hace falta un marco jurídico sólido que dé certidumbre a la inversión. Tercera, los países con más emisiones no tienen metas de reducción de emisiones; falso, todos los países importantes han fijado metas y, en su mayoría, muy ambiciosas. Cuarta, las energías solar y eólica son muy caras; falso, se están manejando datos de hace años, hoy ya son competitivas y cada día más. Quinta, algunos sectores pretenden que se defina el CCGT como “energía limpia”, esto es absurdo, aunque éste es benéfico para la reducción de emisiones y la mejor eficiencia energética, no se puede definir como “limpia” porque finalmente está quemando un combustible fósil; si lo hiciéramos, resultaría que de un “plumazo” seríamos el país más verde del planeta.

Todas las preocupaciones respecto a la LTE se han discutido ampliamente. Es una iniciativa muy noble y de gran beneficio para México. Somos uno de los países de mayor riqueza en potencial solar, eólico y geotérmico. La India va a anunciar la instalación de 100GW (giga-watt) de potencia en energía solar, China está instalando 1GW cada mes, Alemania instaló 21 GW en solo tres años; nosotros, que nos encontramos en la franja del planeta de mejor irradiación solar, solo contamos con 0.052 GW.

El paso al empleo de energías renovables en la ciudad de México y en todo el país, además de los grandes beneficios para mejorar la calidad del aire que respiramos, generará miles de empleos y una derrama económica sin precedente.

Considero que la minuta se pude discutir y aprobar esta misma semana, antes de que concluya el período legislativo. Señoras y señores senadores, les pedimos que aprueben la importante y trascendente iniciativa de Ley de Transición Energética.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí