Inician los Tiempos Políticos en México

0
194

* El Mensaje del Presidente

* ¿Un Futuro de Continuismo?

* ¡Dios nos Agarre Confesados!

No había manera de que el tercer informe del gobierno, después del estado que guarda el país, fuese visto en condiciones -como es tradición-, victoriosas y, aunque tampoco se trató de un ejercicio de autoflagelación, simplemente se recurrió al juego de palabras con la intención de destacar algunos rubros y justificar retrocesos.

-Publicidad-

Era inevitable, constitucionalmente, enfrentar la obligación, así que se aprovecharon los momentos y circunstancias; por una parte dar carpetazos y, por otra, el inicio de tiempos políticos hacia el 2018.

Tanto la conclusión del asunto sobre el escándalo suscitado de “la Casa Blanca”, a través del dócil Secretario de la Función Pública, Virgilio Andrade, que se vio obligado a dar lastimosamente la cara, como el reacomodo del gabinete, obvio, bajo criterios políticos, poniendo a personajes en posiciones clave para darles jugada, reflectores y presupuesto, colocándolos según se dice en el argot político, en el arrancadero, fueron quizás dos de los principales mensajes.

Lo que causó extrañeza fue la referencia, con evidente alusión a AMLO, porque es atípico que un Presidente en un acto de esa naturaleza, mencione en esos términos a su adversario político, a menos que sea parte de una muy elaborada estrategia, pues resulta obvio que centrar su discurso oficial en torno a una persona, en vez de pegarle, lo crece.

En esa virtud, no parece un acto de ingenuidad, sino todo un ardid calculado que se comienza a implementar, por lo visto, desde la Presidencia de la República, lo que crea un ambiente de ‘sospechosismo’, ya que, tanto López Obrador como el presidente Peña Nieto, son viejos conocidos, inclusive ambos estuvieron en contra de las alianzas entre el PRD y el PAN en las elecciones pasadas para renovar la gubernatura del Estado de México. En razón de ello, lo menos que podemos pensar, es que algo se traen entre manos, el tiempo dirá.

Todo parece indicar que se comienza a fraguar la sucesión presidencial, por lo visto, en fase tempranera, lo cual hace suponer el cambio de tiempos políticos, entendiendo que muchas decisiones del gobierno serán con esa lógica.

La actual administración no se encuentra bien evaluada, carga con un fuerte desgaste difícil de superar en el corto tiempo, máxime la turbulencia económica, de seguridad y el lastre de la corrupción que tiene el país, factores que inhiben su popularidad. En esa medida, las señales que se observan para la segunda mitad del mandato tienen cabida bajo la óptica del continuismo.

La fragmentación de la izquierda, los conflictos internos del panismo, la estructura y disciplina del PRI, las alianzas oficiales y la pulverización del voto ciudadano, son algunos elementos que se consideran positivos para pensar seriamente en la permanencia de otro gobierno priista.

¡Dios nos agarre confesados!

Esa circunstancia por sí sola, arroja muchas inquietudes  y, da pauta a la especulación.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí