¿Cómo somos los ciudadanos en México?

0
231

En 2014 el entonces Instituto Federal Electoral, hoy INE, publicó un estudio detallado y ambicioso sobre la existencia y práctica de ciudadanía en México. Participaron investigadores reconocidos de varias instituciones académicas con alto prestigio, entre ellas CIESAS, Flacso. CIDE y El Colegio de México. Se trata de un esfuerzo significativo, pues presenta datos de todo el país.

Por ciudadanía los autores refieren que «va mucho más allá de los meros derechos ciudadanos… otros aspectos, como las obligaciones y deberes ciudadanos también deben ser incluidos». En ese sentido, explican, la ciudadanía trasciende las leyes e incluye las prácticas, sentimientos y valores de las personas.**

Entre las muchas variables incluidas en la encuesta se encuentran: percepciones sobre la discriminación, confianza en las instituciones, cultura de la legalidad, opiniones sobre la aplicación de la ley, participación electoral, participación política no electoral, membresía en organizaciones sociales y vida comunitaria, y visiones sobre la democracia. Se trata de indicadores que se han usado en diversos estudios previos para analizar la cultura política, pero que en este caso se planeó para descubrir cómo es el ciudadano promedio en nuestro país.

-Publicidad-

Las conclusiones del estudio: 53 de cada 100 mexicanos creen que las leyes siempre deben respetarse (frente a 36% en 1994). Al mismo tiempo, un alto porcentaje de mexicanos percibe a la discriminación como un problema relevante en nuestro país; lo mismo sucede al calificar el trato ante la ley y la ineficacia de la policía y el sistema de justicia.

Sobre participación, el estudio confirma que en el plano electoral México tiene tasas similares a las de muchas naciones con democracias consolidadas, pero apunta que la participación en otras organizaciones y su percepción sobre su grado de influencia en las decisiones políticas es muy baja: por ejemplo, sólo 12% dice asistir o haber asistido a reuniones de cabildo, y únicamente 13% cree que puede influir en la política y el gobierno.

En México tenemos problemas en cuanto a la confianza: solo 27% de los entrevistados considera que se puede confiar en la mayoría de las personas. Ello no abona a la vida comunitaria, en especial si revisamos el nivel de intolerancia hacia opiniones distintas a las propias: en promedio, 4 de cada diez mexicanos rechazaron opiniones distintas a las suyas, pero el porcentaje alcanza 50 en Aguascalientes y Veracruz.

A los legisladores y muchas otras instituciones la encuesta nos recuerda que es urgente acercarse a la gente, escuchar sus inquietudes y representar sus inquietudes y demandas. El Congreso, las instituciones electorales, las instituciones de gobierno tenemos el mandato de fomentar la cultura cívica. Escuelas, universidades y organismos civiles también.

Nos queda mucho por hacer. Se trata de fortalecer el interés y la participación del ciudadano, para que ejerza sus derechos y goce de un sistema atento al bienestar de todos.

**La investigación y resultados del estudio se basan en la Encuesta Nacional sobre Calidad de la Ciudadanía, compuesta por 11 mil entrevistas a mayores de 18 años, en vivienda, realizadas en 2013. Tiene representación nacional y en cinco regiones: norte, centro, centro-occidente, sur y sureste.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí