Voto por el cambio

0
597
Tenemos un país con más homicidios, ineficaz ante la crisis sanitaria y con problemas de administración pública.
En 2006 se cometieron 5 mil 169 homicidios, y desde 2018 se han cometido más de 17 mil homicidios al año, conforme a la información del Instituto Nacional de Estadística e Informática (Datos preliminares revelan que de enero a junio de 2020 se registraron 17,123 homicidios: inegi.org.mx). Evidentemente, la estrategia de abrazos no balazos no sólo no ha funcionado, sino que también ha empeorado la situación.Al tomar en cuenta las 322 mil muertes como saldo real de la pandemia, hasta ahora serían 859 fallecimientos al día, 36 por hora, 1.6 cada minuto, de acuerdo con estimaciones elaboradas y publicadas por Excélsior (Ligan con covid-19 70% de las muertes en exceso del país: excelsior.com.mx). Cabe destacar que estas cifras constituyen una de las más altas de América Latina.Estos lamentables datos se deben a los errores y vacilaciones que ha tenido el gobierno federal en difundir y concientizar sobre las medidas para prevenir los contagios, como el uso del cubrebocas, la sana distancia, promover las pruebas para detectar y rastrear los contactos de las personas contagiadas, así como realizar la compra y aplicación oportuna de las vacunas.Hasta el día de hoy aún no se ha completado el esquema de vacunación para los adultos mayores ni de los servicios médicos en el país, incluyendo los servicios médicos privados. Hasta el 2 de mayo se decía que se había vacunado al 10% de la población y que para julio se tendría al 20%. Sin embargo, no suena lógico que en dos meses se haga lo que no se hizo en los meses anteriores.En materia de los errores en la administración pública, por ejemplo en obra pública, no sólo ha sido evidente la discrecionalidad en la adjudicación de contratos de obra pública del gobierno federal, pues alrededor de 78% de ellos se otorgan por adjudicación directa, como lo publicó Francisco Garfias, a partir de datos de la organización Mexicanos Contra la Corrupción (Opacidad en nombre de la “austeridad republicana” 2021/01/06: excelsior.com.mx). Esta discrecionalidad desde siempre ha sido un factor que elude los medios de control de calidad y eficiencia en el uso de los recursos públicos.Está agotado el discurso de echarle la culpa a los gobiernos del pasado sobre la responsabilidad de los resultados. Ha sido evidente el sobreprecio del costo de la cancelación del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México. No se lograrán los objetivos que originalmente se establecieron para la construcción de la refinería de Dos Bocas ni del Tren Maya. Finalmente, la llamada Línea Dorada fue diseñada, construida e inaugurada bajo la responsabilidad de los actuales gobernantes.La actual administración a nivel federal está empeñada en seguir en campaña para ganar las elecciones, con independencia de la crisis económica, de violencia, ineficacia administrativa se encuentra sumido el país.En la actualidad se ha legalizado la compra de los votos, pues a ello se reducen los logros del actual gobierno, disfrazando los programas sociales, puesto que ellos carecen de una visión a largo plazo, al no estar acompañados de una elevación en la calidad educativa (un botón de muestra es que este año no se aplicará la evaluación académica PISA, para ocultar el retroceso educativo en esta administración), mucho menos se ha elevado la calidad en los servicios de seguridad, de salubridad, entre muchos proporcionados por el gobierno federal.En las próximas semanas se intensificarán las campañas electorales. Y cada vez será más difícil comunicar y analizar la situación actual del país, pues se considerará que se hace campaña. Sin embargo, los datos objetivos reflejan una situación más difícil del país de la que se tenía hace tres años.
There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí