TPP, ventana estratégica de integración

0
187

La plataforma de crecimiento de nuestra economía está en el mercado interno, pero su potencial en la inserción mayor que con competitividad y creatividad, México logre desplegar en el comercio internacional. Por ello, a reserva de la discusión legislativa que habrá de desarrollarse al interior del Senado de la República, la conclusión de las negociaciones del Acuerdo Transpacífico de Asociación Económica (TPP) es noticia positiva en el contexto de un entorno global estancado.

La apertura económica es ventana para incrementar la inversión, promover el empleo y favorecer el acceso a tecnología de vanguardia e insumos de calidad. Al mismo tiempo, detona cadenas de valor en distintos ámbitos de nuestra actividad productiva y amplía, notablemente, la variedad de los bienes consumidos por la sociedad. La historia de México muestra con claridad que el proteccionismo beneficia los intereses de unos cuantos, mientras la apertura ensancha las oportunidades de crecimiento.  Si México cuenta con más de 40 instrumentos de comercio internacional y está inserto geográficamente en una región competitiva a nivel mundial, que cuenta en sí misma con alrededor de 450 millones de consumidores, ¿por qué se vuelve tan relevante ser parte del Acuerdo Transpacífico de Asociación Económica?

En lo global, el TPP es uno de los mecanismos de cooperación comercial más ambiciosos en el mundo, el cual tiene como objetivo central el integrar la zona de Asia-Pacífico. Esto mediante el acuerdo que habráde concretarse finalmente por la ratificación parlamentaria de 12 economías de la región, que en su conjunto representan dos quintas partes de la economía mundial y que habrán de protagonizar una de las zonas económicas más dinámicas del mundo en las próximas décadas.

-Publicidad-

Cabe recordar que el Acuerdo Transpacífico es el eslabón más sofisticado de la iniciativa P4, originada en 2006 e impulsada por Brunéi, Chile, Nueva Zelanda y Singapur. La ventana de oportunidades a nivel regional era tan clara, que países como Estados Unidos y Australia se sumaron en una fase posterior, detonando con ello la incorporación estratégica de otras economías para conformar un polo de desarrollo mundial, a partir de la clara convicción que sólo mediante un régimen comercial abierto en mercados relevantes como agricultura, bienes industriales, telecomunicaciones, textiles y comercio electrónico es posible alcanzar el potencial de crecimiento.

En lo nacional, las implicaciones de la incorporación de México al TPP son de la mayor relevancia. En primer término, de ratificarse por el Senado el acuerdo multilateral, nuestro país afianza su posición privilegiada al ser una plataforma que une las cadenas productivas entre Norteamérica y Asia, donde no sólo tendrá oportunidad de fortalecer su peso estratégico en mercados donde ya participa, sino también de tener presencia en otros canales comerciales en los que no se comercializan aún productos elaborados en territorio nacional, abonando con ello a la diversificación de nuestra economía. 

En segundo lugar, las oportunidades de exportación ofrecen ventajas comparativas al concentrarse en mercados donde tenemos experiencia, como el automotriz, autopartes, manufacturas y acero, entre otros. En tercero y último, porque la entrada de México al TPP es un esfuerzo de Estado que va más allá de colores partidistas, afianzado en criterios técnicos de política económica. Fue en junio de 2012 cuando, tras varios meses de un intenso cabildeo con las naciones interesadas en conformar este bloque económico, se acepta la incorporación de México a las negociaciones y, en este 2015, una administración federal distinta consolida este importante avance en el acuerdo multilateral.

A los mexicanos nos desagradan los muros, en especial los fronterizos. No construyamos un muro a la plena participación de México en el entorno económico global. El mecanismo del TPP nos ubica en una cancha privilegiada del comercio internacional, la cual representa tanto una nueva oportunidad para que nuestras empresas estén a la altura de la competencia requerida, como una ruta para nuestro bienestar.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí