Rescatar Guerrero

0
190

Hoy martes 27 toma protesta como gobernador de Guerrero Héctor Astudillo Flores e inicia una nueva etapa de gobierno en medio de la peor crisis de gobernabilidad, conflictividad, inseguridad y violencia que se haya tenido en la historia del estado, al grado de que como lo he planteado aquí Guerrero debe tratársele como un asunto de seguridad nacional, es decir a partir de una política de estado con la intervención y coordinación de los tres niveles de gobierno y la participación de la sociedad.

Mi estado está sumido en una grave situación de inseguridad que va a requerir una estrategia coordinada no sólo de contención sino de prevención, que es en donde parece haber señales de que vendrán acciones importantes para empezar a transformar el escenario de violencia que día a día se vive en Guerrero según refirió en entrevista para EL UNIVERSAL el subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana de la Secretaría de Gobernación, Arturo Escobar y Vega.

Hasta ahora la política de prevención del delito no ha sido bien aplicada, los tres niveles de gobierno la han implementado sólo como justificante, sin un verdadero plan, con seguimiento y evaluación, los recursos federales llegan a los estados y a los municipios y estos los aplican fuera de la estrategia contra el delito, más bien como parte de las obras normales o acciones contra la pobreza en algunas colonias de las ciudades a las que se les asignan recursos de estos programas.

-Publicidad-

Se necesita que la política de prevención sea tomada en serio y no sólo como justificante, se habla de recursos millonarios, dos mil seiscientos millones de pesos, 9 dependencias federales, además de los Estados y municipios en donde se aplican algunos de los cuales incluso no los han comprobado desvirtuando el objetivo de los mismos y coadyuvando así a que el problema se agrave.

Es alentador que el subsecretario hable de la necesidad de recuperar el Estado de derecho y la estabilidad política en Guerrero, que es de máxima prioridad para el gobierno federal recobrar a Guerrero porque puede convertirse en un caso emblemático en el país, aunque ya lo es con la crisis de Ayotzinapa; que es una entidad donde hay que trabajar de forma integral y transversal, que la atención integral tiene que pasar por recuperar la confianza de la sociedad en la autoridad, para poder implementar una política pública que sea acompañada por la ciudadanía. 

A como están las cosas en Guerrero la política de prevención debe ser elevada a política de estado porque la descomposición del tejido social es tal que antes de la inseguridad, la violencia y la delincuencia, es urgente atender primero los graves problemas de convivencia social que impiden la participación ciudadana, la desarticulación y división social,  la confianza en las autoridades y el déficit de autoridad en el estado, situación que se convierte en terreno fértil para la delincuencia.

Así que, de igual modo como se abordan las acciones de contención, con tácticas y operativos policiales y de las fuerzas armadas, con reuniones entre las dependencias responsables, también debe haber un tratamiento y seguimiento integral y transversal por parte de las dependencias responsables de la prevención del delito para aspirar a rescatar la convivencia social, los espacios públicos y la sociedad de manos de la delincuencia.
Confío en que con el inicio del nuevo gobierno estatal en Guerrero se dé a la prevención un nuevo estatus de importancia en la acción de los tres niveles de gobierno, hay que prevenir, anticiparse, para evitar que la gente caiga en comportamientos antisociales, delictivos, y el gobierno en situaciones reactivas, seguir sólo con acciones de contención o de improvisación ante la grave problemática de convivencia social, inseguridad, violencia y delincuencia que se vive en la entidad.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí