Que el 2022 sea el año de buenos gobiernos y buenos ciudadanos

0
245

Por: Tomás Trueba Gracián.

Antes de iniciar mi comentario, les quiero desear que este año que inicia sea un año que con la bendición de Dios traiga salud y paz en sus hogares.

Y claro podrá sonar difícil desear paz y tener que escribir con comentarios y críticas para acciones de gobierno, pero el señalar algunos puntos que no son adecuados no va contra la paz, al contrario se busca la paz.

Y quiero aclarar que al poner en mi encabezado lo de buenos gobiernos, es porque todos nos merecemos que los tres órdenes de gobierno cumplan cabalmente su responsabilidad. Son el federal, estatal y municipal. Como siempre he pensado y externado el municipal es el orden de gobierno más importante, es el gobierno más cercano a la gente por razones lógicas, es el responsable realmente de generar las condiciones para una vida digna.

-Publicidad-

La obligación de cualquier gobernante es buscar con ética y honestidad que la ciudadanía tenga todas las condiciones necesarias para su pleno desarrollo, es buscar el Bien Común. Los gobiernos deben de facilitar la vida del ciudadano, no deben ser una piedra en el camino, no deben ser obstáculo para que alcancen sus metas desde el punto de vista social, cultural, educativo, de salud y económico. Deben gobernar para que los ciudadanos sean autónomos.

De igual manera los ciudadanos tenemos la obligación y la gran responsabilidad de cumplir con nuestras obligaciones, no ser solo entes que exigen sus derechos. Para tener derechos hay que cumplir con las obligaciones que nos dicta la vida en sociedad. Debemos pagar impuestos al 100%, debemos cumplir las leyes y reglamentos, debemos participar activamente en la toma de decisiones, debemos ser solidarios. Y esta mancuerna de gobierno y ciudadanía es la única que nos llevará al desarrollo.

No podemos olvidar que para tener una Nación digna, que para alcanzar esa Patria ordenada y generosa que nos merecemos es importante que la persona humana tenga las condiciones totales, no mínimas, totales en el sistema de salud, una educación realmente de calidad, que haya seguridad, que haya justicia, que haya empleo, ingresos que permitan una vida digna. Y en la vida diaria en el municipio es importante que haya la infraestructura necesaria para que a los domicilios de ese municipio le llegue agua potable, haya drenaje, alumbrado. Que las vías de comunicación entre ciudades y poblados sean seguras.

Para lograr todo esto obviamente se necesita dinero. Es por eso que la obligación de los 3 órdenes de gobierno manejen los recursos públicos con honestidad y transparencia, ese dinero no es del gobernante es del ciudadano. La administración que se les encomienda de nuestros recursos es para que se haga con ética y de manera subsidiaria. No es para uso populista y para uso discriminado de manera que solo sea para engrandecer la figura del gobernante, es para lograr el Bien Común. La inversión federal debe estar encaminada a las obras que generen confianza y atraiga inversiones, las obras de infraestructura necesarias para el progreso. México, las entidades federativas y los municipios no tienen más dueños que los ciudadanos, no son propiedad del gobernante en turno y mucho menos usarlo para manejo de mensajes subliminales en favor de su egolatría.

Espero que este año sea el año en que se entienda que la federación no es el papá dadivoso que regala migajas a las entidades federativas y éstas a los municipios. No es así es el año para fortalecer en todos sentidos el gobierno y a los ciudadanos. Este año 2022 es importante por lo que viene en la toma de decisiones para elegir gobernadores, ayuntamientos, diputados locales y sobre todo la revocación de mandato. Que quede claro es revocación, no como mañosamente y tramposamente han promovido desde la Presidencia de México, y la gente de MORENA una ratificación. Y es el momento de poner a prueba la honestidad de MORENA, encabezada por AMLO, para que saquen las manos de todos los procesos.

Es importante en este año el trabajo conjunto y coordinado de gobierno y ciudadanía para terminar con la violencia y la inseguridad, es el momento de tener un sistema de salud adecuado y sin mentiras, que además de los problemas de siempre por enfermedades habituales, ya cumplamos con las medidas necesarias para abatir el Covid-19. Que haya vacunas para todos y todas las edades. Es el momento para que nuestro sistema de justicia, sea eso, de justicia, como manda la ley pronta y expedita, que se investigue y se castigue al que delinque.

Para los gobiernos municipales, en especial el de Orizaba que por cierto lleva muchos años con buenas administraciones pero que le ha faltado sensibilidad política para algunos temas, es el momento de una Mejora Regulatoria, de transparencia, de promover el empleo, de atraer inversiones, de invertir en las escuelas para que estén en condiciones adecuadas, de obra pública no solo en las partes céntricas, en todas las colonias debe haber servicios al 100%. En las entidades federativas debe haber carreteras perfectas, debe invertirse en el desarrollo humano.

En fin este año hagamos cada quien lo que nos toca y veremos progreso y mejora. Basta de mentiras y acomodos desde Palacio Nacional. Basta de mal usar los recursos por los gobernadores. Basta de restar importancia a los municipios como hacen algunos Ayuntamientos. Y basta de que los Legisladores Federales y Locales no cumplan su función de auditar, de legislar y de dar presupuestos populistas.

 

 

 


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí