Presagio de impunidad

0
197

Los últimos días de 2014 se irán para los capitalinos sin esperanza de que un político que mintió, se enriqueció y corrompió, sea sancionado

Decía el histórico cronista de futbol Fernando Marcos, con su frase cargada de verdad: “El último minuto también tiene 60 segundos”, haciéndole guardar a los aficionados la esperanza de que la historia siempre puede dar un giro inesperado en el último momento, si los equipos jugaban con la misma intensidad hasta el final del partido.

Los últimos días de 2014 se irán para los capitalinos sin esperanza de que un político que mintió, se enriqueció y corrompió, sea sancionado.

-Publicidad-

El delegado de Iztapalapa, Jesús Valencia, compró una mansión en el Pedregal de 9.5 millones de pesos en la que vive con su familia, lejos de la delegación Iztapalapa, en la que afirmaba vivir, y utiliza las lujosas camionetas pertenecientes a las empresas que se han beneficiado en su gobierno con contratos millonarios. 

Aclarar y sancionar el conflicto de intereses y actos de corrupción que han sido revelados puntualmente en la prensa, tras el accidente automovilístico que sufrió el delegado de Iztapalapa, Jesús Valencia, en extrañas y desconocidas condiciones, debió ser la carta de presentación de Eduardo Robledo Pico, que entró como relevo en la posición de contralor general del Distrito Federal.

Al parecer Robledo Pico dejará que se consuman los últimos segundos del último minuto y ha decidido ya no darle un giro inesperado a la historia. Aunque ávidos de buenas noticias, habremos de esperar que no sea el no haber aprovechado el tiempo, el presagio de que 2015 será otro año de impunidad de funcionarios corruptos ante la agraviada ciudadanía.

Queda sólo dejar el beneficio de la duda de que su actuación no será la de su antecesor, Hiram Almeida Estrada. Cómplice de la corrupción perredista, como lo fue en los innumerables casos que se le presentaron, siendo el de la Línea 12 el más ejemplificativo, que con todos los elementos para emitir sanciones ejemplares por primera vez a los funcionarios del más alto nivel, se conformó con puros chivos expiatorios, no sólo funcionarios menores, sino que en las largas listas de sancionados no hubo un solo perredista.

Pese a estos méritos y pobre desempeño, sin ninguna experiencia que lo acredite, Hiram Almeida Estrada, con la anuencia del presidente de la República, Peña Nieto, fue designado como sustituto de Jesús Rodríguez Almeida en el mando de la Secretaría de Seguridad Pública del DF. Estaremos atentos y vigilantes de su desempeño, pero si como policía será como lo fue al ser contralor, ya podrán estar de fiesta los criminales.

Si de Almeida poco se puede esperar al frente de la Policía, no debe ser el caso del nuevo contralor, aunque hay que decirlo con claridad, si es que su apuesta para no actuar de inmediato fue sólo un calculo mediático, y esperar a que las fechas navideñas nos hagan olvidar al jefe delegacional Jesús Valencia y, pasado el temporal mediático, pueda evitar que termine de estrellarse, se equivoca.

El Grupo Parlamentario de Acción Nacional ha anunciado que buscará que se llegue hasta las últimas consecuencias. Insistimos en que el Gobierno del DF tiene una oportunidad de oro para echar a andar su plan anticorrupción, haciendo que el delegado abra su declaración patrimonial, se someta a una investigación profunda y a todos los niveles y, por supuesto, que se practique los exámenes de control de confianza, y demostrar que la separación del cargo no es una decisión personal de un político que ya demostró que miente por sistema.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí