ONG: perdió la Comisión Nacional de los Derechos Humanos voz ante las víctimas

0
829

Desde hace varios años, México atraviesa una de las crisis más graves en materia de derechos humanos de su historia, con incontables casos de tortura, desaparición, ejecución y negativa de acceso a la justicia, panorama ante el cual la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ha perdido toda credibilidad, legitimidad, voz y postura moral frente a las víctimas.

Afirmaron lo anterior más de 80 organizaciones defensoras de las garantías fundamentales, las cuales manifestaron preocupación por el hecho de que la comisión no haya generado una postura contundente frente a las autoridades responsables en la prevención del delito y la procuración de justicia.

En un comunicado conjunto, los colectivos señalaron que hay desfase entre la actuación de la CNDH y la facultad que se le dio, en el contexto de la reforma constitucional de junio de 2011, de investigar violaciones graves de las garantías fundamentales, pues hasta ahora sólo ha emitido dos recomendaciones por este tipo de agravios.

-Publicidad-

Por tal razón, consideraron que algunos de los retos más importantes que enfrenta el organismo son: comprender que se encuentra en estado de emergencia, tener personal que actúe conforme a los estándares internacionales en materia de derechos humanos y aplicar en sus indagatorias dichos cánones.

Asimismo, llamaron a que la CNDH trabaje con prontitud y rapidez, escuche a las víctimas y las incluya en sus investigaciones, dicte medidas cautelares de manera rápida y efectiva, integre en sus recomendaciones medidas de reparación integral del daño, dé seguimiento a los casos que aborda y facilite el acceso a sus expedientes.

Tras lamentar que gran cantidad de organizaciones civiles fueron ignoradas en las audiencias para designar al nuevo ombudsman, los grupos firmantes aseveraron que México necesita defensores de derechos humanos, no sólo funcionarios.

Por ello, dijeron, es fundamental que el próximo titular del organismo tenga experiencia comprobada en la defensa de los derechos humanos, y no sólo sea abogado; demuestre autonomía en relación con los poderes políticos y asuma un compromiso personal con la defensa de las garantías básicas de la población.

Tomando en cuenta la situación catastrófica que vive México, enfatizaron, el candidato o la candidata ideal debería tener conocimiento personal, más que teórico, del impacto que representan estos hechos […].


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí