Ley de Fondo de Capitalidad

0
134

El Grupo Parlamentario del PAN, desde el inicio de la VI Legislatura, ha insistido en que la Ciudad de México como ocurre con otras capitales como Madrid, Berlín, París o Washington, debe contar con un fondo que le permita enfrentar los costos de la capitalidad de manera eficiente. Según las últimas estimaciones, ser la capital nos genera costos de alrededor de 14 mil millones de pesos.

En 2013, el PAN solicitó que el fondo fuera de al menos nueve mil millones. Y en este mismo espacio advertimos entonces, no sin sorpresa, que el PRD se echó en brazos del gobierno federal y aceptó que apenas fuera de tres mil millones de pesos a cambio de sus votos en favor de una Reforma Hacendaria regresiva y tóxica para los mexicanos. Además, señalamos que el PRD cometía un craso error al no apoyar nuestra propuesta de generarle, de una vez y para siempre, la certeza de una ley de Fondo de Capitalidad a la Ciudad de México y dejar de someterla al chantaje o componenda política del momento entre el gobierno federal y el local.

El DF además de atender a sus habitantes, debe ofrecer diariamente servicios públicos básicos como agua, drenaje, recolección de basura, transporte, empleo y policía a una población flotante diaria de casi 12 millones de personas, alberga las sedes de los tres Poderes de la Unión exentas de pagar predial, cuida de embajadas y residencias diplomáticas, aloja una cuarta parte de las universidades de educación superior del país en las que se desarrolla 80% de la investigación científica, los 12 Institutos Nacionales de salud de México y los servicios hospitalarios en los que se atienden a 20% de los mexicanos, concentra 10% de las unidades económicas y 75% de la actividad financiera del país, y no podemos dejar de sumarle a la lista de costos el impacto económico de las marchas y plantones de cada día.

-Publicidad-

Hoy, un año después, con el proceso de asignación y aprobación del presupuesto federal en curso en San Lázaro, y ante la posibilidad de que reciban mil millones de pesos menos para el Fondo de Capitalidad, el PRD entiende, por fin, y nos da la razón de que se equivocaron y la asignación del fondo debe ser por ley.

La iniciativa de Fondo de Capitalidad busca que por la vía de la Ley de Coordinación Fiscal se institucionalice el reconocimiento presupuestal a la ciudad por alrededor de diez mil millones de pesos. Pero aunque hay coincidencia en la intención de hacerlo ley lo que hoy existe entre el PAN y el PRD, la propuesta panista es mucho más acabada.

La propuesta del PAN establece un par de consideraciones que hacen total diferencia. Se especifica con detalle la transparencia a la que debe someterse la utilización del Fondo de Capitalidad para evitar que se mezcle con otras cuentas y, por supuesto, que no se aplique con discrecional, y la segunda, que 25% del fondo se divida entre las delegaciones políticas en proporción de los costos de capitalidad que cada una de ellas enfrente y dotar al Fondo de Capitalidad de un obligado tinte democrático y federalista.

De concretarse la ley de Fondo de Capitalidad en Acción Nacional, más allá de la victoria cultural en beneficio de la ciudad, podremos estar satisfechos de haber terminado por fin con los procesos de amagues y chantajes entre el gobierno federal y el PRD, que con intereses políticos ajenos a la viabilidad financiera de la ciudad y de la calidad de vida de los habitantes del Distrito Federal, someten año con año el monto disponible para enfrentar el costo de la capitalidad.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí