La Agenda 2030: una ruta para el desarrollo

0
135

El 25 de septiembre inició la cuenta regresiva para que en México iniciemos la puesta en marcha de los ODS.

Este fin de semana en la sede de la Organización de las Naciones Unidas se lleva a cabo la que es, sin duda, la cumbre internacional más ambiciosa en materia de desarrollo de toda la historia. Si bien, su antecedente, la Cumbre del Milenio, en la que se adoptaron los Objetivos de Desarrollo del Milenio, fue trascendente porque por primera vez se asumieron compromisos comunes para lograr estándares mínimos de desarrollo, la cumbre en la que se ha adoptado la Agenda de Desarrollo Sostenible hacia 2030 representa un cambio de paradigma, a la vez que un tremendo desafío.

La cumbre ha congregado a unos 150 jefes de Estado y de gobierno para adoptar una Agenda de Desarrollo compuesta por 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y 169 metas, y cuya primera característica es su universalidad, es decir, está dirigida a todos los países del mundo y no sólo a los menos adelantados o en vías de desarrollo. Es comprehensiva porque integra las tres dimensiones del desarrollo: económico, social y medio ambiental. Tiene como centro de su acción al individuo y la protección de sus derechos humanos. Igualmente, plantea como elementos indispensables del desarrollo la igualdad y el respeto al Estado de derecho. Esta nueva agenda no sólo tiene el propósito de combatir las causas de la pobreza sino, en una perspectiva más amplia, las causas de la exclusión. El eje transversal es precisamente el de la inclusión y la reducción sistemática de la desigualdad bajo el lema colectivo de “no dejar a nadie atrás”.

Los objetivos son los siguientes:

-Publicidad-

1. Acabar con la pobreza en todas sus formas en todas partes.

2. Acabar con el hambre, lograr la seguridad alimentaria y una mejor nutrición y promover la agricultura sostenible.

3. Asegurar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades.

4. Garantizar una educación de calidad y equitativa, y promover las oportunidades de aprendizaje permanente para todos.

5. Lograr la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y las niñas.

6. Asegurar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua y el saneamiento para todos.

7. Garantizar el acceso a una energía asequible, fiable, sostenible y moderna para todos.

8. Promover el crecimiento sostenido, inclusivo y económico sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos.

9. Construir infraestructura flexible, promover la industrialización inclusiva y sostenible, y fomentar la innovación.

10. Reducir la desigualdad dentro y entre los países.

11. Convertir las ciudades y los asentamientos humanos en inclusivos, seguros, resistentes y sostenibles.

12. Asegurar patrones de consumo y producción sostenibles.

13. Tomar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus impactos.

14. Conservar y utilizar de manera sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible.

15. Proteger, restaurar y promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, el manejo sostenible de los bosques, la lucha contra la desertificación, y detener y revertir la degradación de la tierra y la pérdida de biodiversidad.

16. Promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, facilitar el acceso a la justicia para todos y construir instituciones eficaces, responsables e inclusivas en todos los niveles.

17. Fortalecer los medios de implementación y revitalizar la alianza mundial para el desarrollo sostenible.

Si bien el solo consenso alrededor de estos objetivos significó un logro diplomático notable, como ha dicho el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, “la verdadera prueba de compromiso con la Agenda 2030 será la implementación”. En este sentido, hay que decir que el 25 de septiembre inició la cuenta regresiva para que en México iniciemos la puesta en marcha de los ODS. Habrá que empezar por la definición de las metas nacionales, crear un mecanismo de coordinación institucional que asegure la eficaz participación de todos los poderes y órdenes de gobierno, así como de la sociedad civil y sector privado; designar los presupuestos públicos y revisar si es necesario realizar alguna armonización legislativa. La ruta para alcanzar mejores niveles de desarrollo está trazada.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí