¿A quién corresponden los temas políticos?

0
196

Mal, muy mal resultó la respuesta atribuida al presidente del PAN, Gustavo Madero, cuestionado sobre los comentarios aparecidos como editorial en el semanario “Desde la Fe”, de la Arquidiócesis de México, sobre el excesivo financiamiento que reciben los partidos políticos.

Según esto, Madero respondió lo siguiente en una entrevista, respecto a ese editorial del semanario: “Yo respeto mucho lo que opinen (los jerarcas católicos), sobre todo en temas de su competencia, que son los temas de materia espiritual, más que de materia política, que creo que no le corresponde mucho”.

Pues no, está muy equivocado Gustavo por diversas razones. Primero, la Arquidiócesis de México es una organización con millones de fieles, algunos del clero y la inmensa mayoría seglares. Si Desde la Fe pone una opinión, es para orientar a sus millones de fieles, y en términos generales, es también una voz de esos seglares que reclaman lo mismo.

-Publicidad-

El aspecto político de las comunidades humanas está sujeto a la moral, y es por tanto obligación de la jerarquía, la que sea, en su función pastoral y educativa, orientar a la gente en asuntos de “la cosa pública”. Si Gustavo no está enterado de estos casos, puede sugerírsele echar un vistazo a los mensajes de los profetas del Antiguo Testamento, cuando siendo voceros de Dios, orientaban y reclamaban a los políticos, los reyes, lo que debían escuchar y hacer.

Segundo: en todo caso, los miembros de la jerarquía, de la católica y de cualquier otra mexicana, son ciudadanos en pleno disfrute de sus derechos a la libre expresión de las ideas, así que pueden comentar lo que deseen en materia política. De acuerdo tanto con la legislación civil como la canónica, no deben hacer política partidista, es todo.

Por cierto, los católicos seglares también escribimos opiniones en órganos de prensa de la Iglesia, y hasta hacemos editoriales oficiales ¡con todo derecho!

En tercer lugar, ha lugar al comentario crítico mencionado, pues es una verdad de a kilo la desproporción entre el dinero asignado a los partidos políticos y la situación de pobreza de millones de familias. Disminuir el dinero asignado a los partidos no resolvería el problema de la pobreza extrema, claro, pero siempre ayudaría. Es el dispendio lo más ofensivo para los pobres.

Podemos agregar que gran parte de los fondos del erario público que disfrutan los partidos, es para mantener sus estructuras administrativas, que incluyen en muchas ocasiones despendios inaceptables.

Todavía más: es muy evidente que una parte de esos dispendios se realizan para el beneficio político de los dirigentes de los partidos, y para su muy personal promoción, política y social.

Para muchos panistas preocupados por la imagen dañada de su partido, el que su jefe nacional haga públicas opiniones como esta en comento, es a su vez justificado motivo de preocupación y disgusto. ¿Cómo puede alguien decir que respeta mucho lo que opinen algunos, si de inmediato rechaza el derecho a expresar esas opiniones, con el falso alegato de que no son tanto de su competencia?

A final de cuentas, si gran parte de la ciudadanía, y de quienes en medios forman y expresan la opinión pública reclamando el gran dispendio de fondos públicos para mantener en vida y en campañas a los partidos políticos mexicanos, los voceros de las iglesias son solamente una voz más que se suma a esos reclamos civiles, que no son nada novedosos.

Lamentablemente, Gustavo Madero ha perdido una ocasión más de guardar silencio, un prudente silencio, pues la opinión ciudadana estará más del lado del editorial de Desde la Fe, que desde el reclamo del presidente del PAN, negando el derecho a la libre expresión de algunos ciudadanos, solamente por ser la cabeza de una iglesia, sobre asuntos de interés general.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí