Peña cae, el PRI se mantiene

0
855

Martes 03 de febrero de 2015. De haber sido el mayor activo del PRI en la elección presidencial de 2012, Enrique Peña Nieto hoy no ayuda tanto a su partido; con la popularidad en niveles de 33% y con la credibilidad más baja de los tres últimos mandatarios —40% de ciudadanos “no le cree nada”—, el Presidente va en picada en la evaluación ciudadana de su gestión y, según una encuesta reciente (enero de 2015), más de 56% cree que “ha hecho menos” de lo que se esperaba de él y más de 40% cree que la economía es el principal problema en estos momentos, 62% cree que ya estamos en crisis económica y 66% de los ciudadanos culpa de ello a las “decisiones del gobierno”.

Lo sorprendente, con todos esos datos que arroja una encuesta de GEA/ISA elaborada recientemente por la firma para el grupo parlamentario del PAN en el Senado, es que a pesar de la imagen negativa del Presidente, de sus bajos niveles de popularidad que son “históricos” y de que la mayoría de los encuestados reprueba su ejercicio de gobierno, todos esos negativos del Presidente no han afectado mayormente al PRI, que según la misma encuesta, se mantiene adelante en las preferencias electorales rumbo a la elección de diputados federales en junio.

La encuesta de GEA ubica al PRI, como partido, con 47% de las intenciones de voto efectivo para la Cámara de Diputados, y en un lejano segundo lugar está el PAN con 26.5% y en otro lejano tercer lugar, el PRD con 12%. Morena tiene 4.1% y el PVEM 1.8%.

-Publicidad-

Según el análisis de la encuestadora, aunque el PRI cayó 5 puntos de noviembre a enero y el PAN subió más de 6 puntos en el mismo periodo, la ventaja priísta todavía es casi de dos a uno en la contienda por la mayoría legislativa, y de casi 4 a 1 en relación al disminuido PRD. Es decir, que aunque ha pagado un costo y algunos ciudadanos le han pasado factura por los errores del gobierno de Peña Nieto, la encuesta confirma que ese costo aún es muy menor para el priísmo, aunque también consigna un alto nivel de indecisos, 46%, y un elevado número de electores (42%) que dice que su voto aún podría cambiar antes del 7 de junio.

El sondeo de GEA/ISA, del que este columnista tiene una copia, se levantó en viviendas, del 17 al 20 de enero, con una muestra de 2,500 casos y un margen de error de +-2. Entre los datos interesantes que arroja está el nivel de credibilidad de los tres últimos presidentes. Y el de Peña es el nivel más bajo de credibilidad pues a la mitad de su sexenio 39% de los ciudadanos dice que “no le cree nada”, mientras que a Felipe Calderón, en marzo de 2008 sólo 18% no le creía nada, y a Vicente Fox, en febrero de 2009, 22% tampoco le creía nada.

Entre los casos que más ha afectado la imagen y credibilidad presidencial, la encuesta menciona los escándalos de la Casa Blanca de Las Lomas, la casa de Malinalco de Luis Videgaray y la actuación lenta del gobierno para esclarecer la masacre de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Y las perspectivas para el gobierno peñista no se ven mejor: 49% se muestra “pesimista” cuando se le pregunta cómo cree que será lo que resta del gobierno, 66% cree que las medidas tomadas en materia económica han sido “insuficientes”, y hay preocupación sobre el futuro inmediato de la economía, pues 34% cree que será “peor”.

La confianza de los partidos políticos, según la encuesta ha caído a un 7% siendo de las instituciones en que menos confían los mexicanos. Eso se refleja en un desánimo para votar, pues menos de uno de cada 3 ciudadanos iría a votar en las elecciones de junio próximo.

NOTAS INDISCRETAS… Según dicen en el Senado, el costo que pagaron algunos senadores que estuvieron en el Super Bowl fue de 20 mil dólares (300 mil pesos) por cabeza, en un paquete que les incluía boletos para el juego, avión y hospedaje. La pregunta sería si el gusto lo pagaron de su bolsa o con cargo al erario. Los dados abren semana con escalera…


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí