Exoneración de Trump beneficia a México; perdieron los bidenistas

0
271

El segundo juicio para impeachment contra el expresidente Donald Trump provocó un conflicto al interior del equipo central de política exterior del gobierno del presidente López Obrador: la embajadora de México en Washington, Martha Bárcena, utilizó su renuncia como mecanismo de presión para obligar a un acuerdo con Joseph Biden, pero en Palacio Nacional no cayeron en ese juego de intereses transnacionales.

La victoria en el Capitolio la tarde-noche del sábado 13 de febrero colocó a Trump en una posición de contrapeso real del débil gobierno de Biden-Obama, provocará un realineamiento de las fuerzas del Partido Republicano y condicionará la movilidad de la política exterior, además de mantener en el ambiente el clima antiimigrante que alimenta a las organizaciones supremacistas que también recibieron revalidación con la exoneración y jugarán un papel clave en las calles contra la distorsionada agenda de Biden.

El recolocamiento de Trump en el centro de la escena política y su papel fundamental en la definición de candidaturas a las dos cámaras en 2022 y 2023 y la presidencial de 2024 obligará al gobierno de Biden a cuando menos cuatro decisiones: desplazar del poder a la reina Nancy Pelosi cuyos odios personales contra Trump la llevaron a cometer muchos errores que consolidaron al expresidente, adelantar la nominación presidencial de 2024 a favor de Kamala Harris para evitar que Barack Obama recurra de nueva cuenta al dedazo para imponer a un preferido, tomar el control del Partido Demócrata para resistir los embates del republicanismo trumpista y matizar su agenda interna y externa para no darle espacios de acción a los trumpistas.

No hay datos que indiquen si en Palacio Nacional de México había certezas de la exoneración de Trump, pero la negativa lopezobradorista a seguir el juego diplomático estadunidense de la embajadora Bárcena –más como embajadora adjunta de EE. UU. en México que al revés– para detonar conflictos en la relación López Obrador-Marcelo Ebrard. Pero dejaron que la diplomática usara las redes para difundir sus personales puntos diplomáticos ajenos a la línea de interés nacional del presidente López Obrador y hubo la certeza de que no habría efectos políticos bilaterales.

-Publicidad-

En el sentido de la victoria de Trump en el Senado el sábado 13 debe explicar decisión del presidente López Obrador de designar como embajador de México ante la Casa Blanca a Esteban Moctezuma Barragán, un disciplinado funcionario y político sin grupo de interés. La victoria electoral de Biden y las incómodas e insistentes presiones de la embajadora Bárcena para que México se echara en brazos de la Casa Blanca exigían un embajador que respondiera de manera estricta a los intereses de Palacio Nacional.

Nada hará Trump por México, pero los efectos positivos aquí serán consecuencia de su activismo frente a la agenda de Biden. Trump revitalizará su enfoque crítico contra la migración y usará la bancada republicana en el Senado para bloquear la reforma migratoria de Biden que quiere legalizar como estadunidenses a los once millones de ilegales hispanos. En este sentido, en temas fronterizos, muro, migración y comercio Biden tendrá que pactar alianzas y acuerdos con López Obrador, pero fuera de los enfoques imperiales con los que anunció el regreso de la Casa Blanca al poder mundial. Y a México le bastará hacerse a un lado para que la lucha Biden-Trump obligue a la Casa Blanca a pedir acuerdos con México.

Trump buscará mover a los republicanos para acelerar las contradicciones en el menguado poder de la reina Pelosi (81 años) para jubilarla y sacarla del control legislativo, recuperar cuando menos dos senadurías para regresar a la mayoría en el Senado, mover a sus grupos radicales ultraderechistas para agitar las calles y regresar el tema de la supremacía blanca en las relaciones cotidianas para generarle presiones al gobierno de Biden y a la vicepresidenta Kamala Harris, quien se presenta como afroamericana sin serlo como definición política, ideológica y de raza.

Los mexicanos progres que esperaban presiones de Biden para obligar al repliegue de la agenda mexicana caracterizada por ellos como populista se quedarán esperando. Y aún sin acuerdos específicos, habrá una alianza estratégica Trump-López Obrador que debe estar preocupando a la Casa Blanca.

Política para dummies: La política es el arte de la paciencia para ver el cadáver del adversario pasar.

El contenido de esta columna es responsabilidad exclusiva del columnista y no del periódico que la publica.

http://indicadorpolitico.mx
[email protected]
@carlosramirezh
Canal YouTube: https://t.co/2cCgm1Sjgh


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí