Esto no es normal

0
939

Ante los trágicos acontecimientos que han cimbrado al país se percibe un ambiente de desesperanza que comienza a generalizarse. Un tufillo de pesimismo que se refleja en mucha inseguridad –personal y colectiva- y en cierta resignación tácita ante una situación que francamente parece rebasarnos. Que exaspera y desilusiona…que amarga.

Esto que vemos no es normal, ni debe serlo. No era normal ayer, no lo quiero para los míos, ni para mi generación…no debe ser normal mañana. ¿Qué estamos haciendo para que así sea? ¿Cuándo nos rompimos y nos quebramos?…

Se pierde la capacidad de asombro…sin embargo esa es la realidad…México y Michoacán se desvanecen y se caen en pedazos ante nuestro ojos…y nos acostumbramos y nos acomodamos…y mutamos…y generamos sistemas, políticas…decisiones… que justifican nuestro fracaso como sociedad.

-Publicidad-

No puede ser que el nivel del debate y de la discusión pública sea definir a qué cártel pertenece un gobernador u otro. Conformarnos a no evaluar virtudes y capacidades de los que serán nuestras autoridades, sino limitarnos a saber que no son mafia en activo. No, eso no es normal…mucho menos que nuestro país esté lleno de muerte y corrupción…que esos sean los contenidos de nuestras conversaciones, el ambiente natural en que transcurre nuestra vida. ¿Qué le contestamos a nuestros hijos sobre lo que hoy sucede? ¿Cómo justificamos nuestra inacción? El tiempo actual nos interpela…mañana las siguientes generaciones, la propia historia y la vida misma, juzgarán nuestra respuesta.

Debemos entender que no basta la técnica, ni la sola búsqueda de la justicia social, eso no puede sustituir la responsabilidad personal…se requiere de un auténtico cambio cultural, un nuevo paradigma…un cambio que permita conservar la identidad de que lo que queremos ser a pesar de las adversidades…y eso nadie lo hará por nosotros…depende enteramente de cada mexicano, de cada michoacano.

Animarse a cambiar lo que hoy parece normal, además de una gran dosis de creatividad, supone fuerza, claridad y mucha valentía… ser fermentos y solo eso… Hoy es deber y derecho de todos, pues la realidad nos trasciende y nos recuerda que no son solo nuestros, sino que como sociedad se nos han confiado para ejercitarlos. No podemos defraudarnos a nosotros mismos, definitivamente esto no es normal.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí