Escenarios Impredecibles

0
206

Se termina el año 2014 en medio de una crisis inédita, en muy poco tiempo se fueron presentando acontecimientos que han cimbrado a la sociedad mexicana y puesto en evidencia a la clase política y al gobierno, dejando una pésima imagen ante la comunidad internacional.

La recomposición llevará su tiempo.

Los augurios sobre el particular indican que en el mejor de los casos será a mediano plazo, eso, siempre y cuando de inmediato se comiencen a implementar las acciones correctas y esperadas, a efecto de apaciguar los bajos índices de confianza y credibilidad. Aunque tal parece que les está costando trabajo la toma de decisiones. El estira y afloje para arribar a acuerdos en el Congreso con la reforma, para crear el Sistema Nacional Anticorrupción, es una señal negativa, como también lo es, la falta de ajustes en el gabinete.

El hecho concreto consiste en que todos los segmentos de la sociedad se sienten ofendidos, quienes padecemos la inseguridad, aquellos afectados por la reforma fiscal y quienes se encuentran en una posición vulnerable tienen una condición irritable, en tanto, que la desigualdad es más que evidente provocando un arraigado sentimiento de injusticia, con base en la existencia de un sistema de privilegios, favoreciendo únicamente a una elite que es beneficiada y protegida. En esa línea, mientras siga prevaleciendo esa percepción, mayor será el enojo de la comunidad.

-Publicidad-

Además los procesos electorales están en puerta, lo que significa un desafío adicional y termómetro para aquilatar el sentimiento social. Aquí van a pulsar las condiciones del país, pues existen estados donde las circunstancias son sumamente complejas. Me refiero a Guerrero y Michoacán, que pasan por una realidad inédita, independientemente de otros lugares que pueden atravesar por movimientos imprevistos, ya que las campañas políticas se prestan para muchas cosas.

Bajo esa perspectiva, los escenarios son prácticamente impredecibles, pues la disyuntiva del gobierno y particularmente del Presidente de la República y de su partido, el PRI, se remiten a lograr a como dé lugar una mayoría en la Cámara de Diputados y los gobiernos estatales en disputa, con los métodos tradicionales, buscando a toda costa el objetivo de imponer el respaldo a sus propias determinaciones o bien, dejar que fluya la decisión democrática ciudadana, sin intervención del centro, respetando la voluntad de los electores, con los riesgos y fortalezas que ello entraña.

Algo queda claro: este 2014 es un parteaguas en todos sentidos de la vida mexicana, la historia se ha escrito y lo negativo supera los aspectos positivos que también existen, las expectativas están a la espera de que el 2015 sea un mejor año, lleno de cambios y como decía el eslogan de Josefina: "diferente".


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí