El gran debate de julio

0
177

El tema es muy relevante en tanto que polariza posiciones.

Estando el debate en la puerta del recinto de Donceles y Allende que podría llevarnos a la decisión de prohibir o no las corridas de toros en la capital, en  términos muy generales, la polémica se ha definido entre los que gustan de ella y la entienden como una gran fiesta rodeada de expresiones culturales, y  los anti-taurinos que la definen como un atroz , innecesario e incomprensible  espectáculo sanguinario.

Ya en la legislatura anterior, el priista Christian Vargas presentó la iniciativa para prohibir las corridas de toros y hasta insistió, al principio, con cierta vehemencia para su aprobación. Pero el propio legislador de repente cambió de opinión, retiró la propuesta y reconoció públicamente que había entendido  el número de personas que viven de esta actividad.

El debate no puede  reducirse sólo a las filias de unos y las  fobias de otros. Estamos obligados a considerar cada una de las consecuencias de la que será nuestra decisión legislativa.

-Publicidad-

Para mí, como representante electo por la mayoría de los votantes de la demarcación Benito Juárez, es fundamental que se incluya en el análisis la afectación directa que padecerán los vecinos de la propia plaza de toros, porque impacta no sólo a la colonia Nochebuena sino a toda la zona.

Supongamos, sin que ello signifique prejuzgar el sentido del voto, que se prohibiera la celebración de las corridas de toros. ¿Qué ocurrirá con el terreno donde se ubica la plaza de toros México? Dudo mucho que los dueños decidan mantener el lugar como el melancólico monumento de las corridas y su historia.

El actual marco normativo en materia de desarrollo urbano se reconfiguró en 1997. Aquellos giros que ya operaban. Antes de esa fecha, tuvieron que adecuarse, pero con derechos adquiridos. Es el caso de la Plaza México, que a la fecha funciona sin la obligación de contar con estacionamiento. Si se demoliera y se construye, por ejemplo, un centro comercial, de igual modo no estaría obligado a contar con estacionamiento.

Por otro lado, en tanto el tema es muy relevante en tanto que polariza las posiciones en favor y en contra, en el PAN estamos a favor de que el debate se pase hasta julio del próximo año porque el interés electoral no debe ser el motor que impulse el debate. Incluso es pertinente aclarar que en el GPPAN, no hay una posición de consenso ni única respecto del tema.

Por las razones expuestas se debe evitar que algún partido político utilice electoralmente el tema. Si se aprueba la prohibición ningún partido deberá adjudicar los beneficios del posible consenso; si no se aprueba ningún actor político deberá envolverse en el chantaje de la falsa víctima diciendo que todos los demás se aliaron en su contra.

El voto de cada uno de los 66 legisladores deberá ocurrir en esta sexta legislatura, pero a conciencia y después del proceso electoral. De hecho, la decisión legislativa debe aspirar a ser un acuerdo de todos los sectores involucrados. No se trata sólo de un enfrentamiento que derive en ganadores y vencidos y deje tantos heridos en el campo que afecte la cicatrización del tejido social de la Ciudad.  Además, aun si nos precipitáramos a una votación nada garantiza que la respalde  el jefe de Gobierno. Hay decenas de ejemplos de vetos, ya sean por la vía formal o vía “veto de bolsillo”.

Por lo pronto, para el gran debate de julio, ya existen algunas primeras coincidencias entre los legisladores. En lo personal, me he sumado a la idea de prohibir la entrada a menores de edad a las corridas de toros.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí