El desfonde del calderonismo

0
145

La soberbia con que Calderón trató al PAN durante su presidencia y el vasallaje que le impuso, dejaron heridas internas que se le revirtieron en cuanto salió de Los Pinos

La fuerza e influencia del calderonismo en el PAN duró sólo un sexenio. De haber sido la corriente que dominó y avasalló al resto de las expresiones internas del panismo, dos años después el grupo político de Felipe Calderón no sólo se ha debilitado y ha perdido fuerza, sino que varios calderonistas cercanos, encumbrados durante su gobierno, hoy están en desbandada y han abandonado al ex presidente para apoyar otros liderazgos y corrientes de Acción Nacional.

Al caso confirmado del diputado Maximiliano Cortázar, quien ayer pidió licencia al Congreso para incorporarse como nuevo coordinador de Comunicación, Difusión y Promoción del gobierno de Puebla, se suman otros destacados calderonistas que se han acercado a Rafael Moreno Valle, quien lidera uno de los grupos emergentes y con más fuerza en el PAN, amén de ser aspirante claro por la candidatura presidencial en 2018.

Junto con Cortázar, amigo cercano de Calderón y vocero de su Presidencia, otros políticos que ocuparon posiciones importantes el sexenio anterior ahora apoyan a Moreno Valle. Es el caso del senador Ernesto Cordero, ex secretario de Hacienda y quien fuera delfín del ex presidente en la pasada sucesión; Juan Miguel Alcántara, ex secretario del Sistema Nacional de Seguridad Pública, y el ex procurador General de la República Daniel Cabeza de Vaca. Facundo Rosas, cercano a Genaro García Luna, uno de los hombres fuertes del calderonato, es ahora secretario de Seguridad en Puebla, mientras que al senador Javier Lozano, ex secretario del Trabajo, se le ha visto operar temas para Moreno Valle en el Senado.

-Publicidad-

Un caso diferente es el de Germán Martínez Cázares, ex presidente del PAN y hombre de confianza de Felipe Calderón al poder, quien ahora colabora de manera cercana con Gustavo Madero, dirigente con licencia y futuro coordinador de la bancada panista en San Lázaro.

Es decir, que parte del núcleo duro del calderonismo está migrando hacia otras corrientes de Acción Nacional y dejan solo al ex presidente. Prueba fehaciente de ese desfonde fue la bajísima votación que logró su esposa, Margarita Zavala, en la Comisión Permanente Nacional que decidió el martes las candidaturas plurinominales. Zavala obtuvo sólo 12 de 58 votos y fue la votación más baja de todas las aspirantes, incluso tuvo menos votos que Minerva Hernández, una ex perredista que se acaba de integrar al PAN.

Aunque Margarita se quejó públicamente de un veto y acusó a Gustavo Madero de operar en su contra, la realidad es que a ella le pasaron todas las facturas que su esposo dejó en el panismo. La soberbia con que Calderón trató al PAN durante su presidencia y el vasallaje y control que le impuso dejaron muchas heridas internas que se le revirtieron en cuanto salió de Los Pinos. Eso fue lo que varios grupos del blanquiazul, justo o injusto, le cobraron a una panista de carrera como la señora Zavala.

“La posición del partido es muy clara, es contundente, se están ejerciendo derechos por parte de los integrantes de la Comisión Permanente a elegir diputados, lo hicimos; así es la democracia, así ha sido y así era cuando ellos —los Calderón— estaban en el gobierno”, declaró ayer el coordinador del PAN en San Lázaro, José Isabel Trejo, en respuesta a las quejas de Margarita. “Muchos estamos relacionados con el presidente Calderón y le fuimos leales y fieles mientras fue Presidente de la República… Pero cuando perdimos la Presidencia y cuando alguien está ausente dos años, alguien tuvo que encargarse de levantar el tiradero de la casa para que el partido funcionara y nos tocó a nosotros”, remató Trejo.

Más claro ni el agua. Si Felipe Calderón y Margarita Zavala quieren recuperar la posición de liderazgo que alguna vez tuvieron en el panismo, les llevará tiempo y, sobre todo, mucho trabajo partidista. Está claro que los panistas ni perdonan ni olvidan; ni siquiera los que hace poco, en el poder, le juraban lealtad.

NOTAS INDISCRETAS… La próxima semana se dará el regreso de Gustavo Madero a la presidencia del PAN a la que pidió licencia el pasado 1 de octubre. Al regreso del chihuahuense, el dirigente interino Ricardo Anaya vuelve a la Secretaría General para después separarse antes de octubre y buscar la presidencia nacional. Los maderistas no piensan soltar el partido… A propósito de Rafael Moreno Valle, el gobernador de Puebla hoy rinde su cuarto Informe de Gobierno y, según afirmaban anoche, habían confirmado su asistencia 22 gobernadores de todo el país. Será algo así como un predestape… Y hablando de destape, en donde hoy habrá noticias es en Baja California Sur. Los aspirantes han sido citados en el CEN del PRI para este jueves y la moneda está en el aire entre Esthela Ponce, alcaldesa de La Paz, y el senador Ricardo Barroso. ¿Será otra mujer candidata del PRI?.. Capicúa de los dados. Escalera.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí