El “affaire” PAN-VOX ¿qué pienso?

0
273

Por: Salvador I. Reding Vidaña

Se ha reunido un grupo de senadores de nuestra república con el presidente del partido español VOX, lo que ha generado muchas reacciones negativas entre la militancia y simpatizantes de Acción Nacional. Y como intento de respuesta, una declaración del presidente en funciones del CEN panista, Don Héctor Larios. Veamos.

La imagen que tiene VOX es de ser un partido no solamente de “derecha” sino calificado como de “extrema” derecha. Y de alguna manera, no he visto que VOX se haya preocupado por desmentirlo. Quizás sea porque en España es el partido político más ajeno y más enfrentado a los políticos considerados de izquierda, empezando por el PSOE, y por algunas posiciones suyas extremistas nada populares.

Se supone que en ese reino, la derecha la representa el Partido Popular (PP). El PAN y el PP tienen algo en común, ambos suponen tener principios doctrinales comunes, al ser miembros de la Internacional Demócrata del Centro (antes denominada Cristiana). Pero hay una diferencia que no casa, y es que el PAN en sus principios de doctrina, inspirados desde su fundación, abiertamente, en la doctrina social cristiana, no siempre se empatan, en la Real Politik, con el PP.

-Publicidad-

Ahora bien, se ha criticado a los senadores panistas de haberse reunido con el presidente de VOX, Santiago Abascal, y haber firmado lo que se conoce como la Carta de Madrid, en la cual se condena al comunismo, en realidad intrascendente. Pero considero que el escándalo provocado se ha sobredimensionado y hasta tergiversado. Se han dicho muchas cosas respecto a que el PAN se ha cobijado y intenta aprender de VOX y más… pero para nada. El PAN no necesita semejantes cosas, ni tiene nada que pedirle a VOX.

Lo que veo mal en esa reunión no es un asunto ni de principios doctrinales ni de ideología en general. Es más bien un error de estrategia política, si VOX es la extrema derecha española, mal se ve que senadores panistas publiciten una reunión con el señor Santiago Abascal. Veo un muy mal cálculo político, se violó la visión que el PAN tiene, pues no es, no ha sido ni puede ser un partido de derecha. Sus principios corresponden claramente al equilibrio doctrinal político.

El presidente del PAN, Héctor Larios, mencionó en su declaración sobre las críticas a la reunión PAN-VOX que el socio del panismo en España es el Partido Popular. Cierto, pero veo muchas razones para que eso me preocupe. El PP y el señor Rajoy en la realidad política española, han traicionado en varias ocasiones los principios de la democracia cristiana, votando a favor de legislaciones contrarias a la vida y la familia, por ejemplo. Algo que se le ha reclamado enérgicamente al PP y a Rajoy.

En cambio, siguiendo aún de lejos algo de la vida política de España, he visto mas posiciones públicas y legislativas de VOX a favor de los principios humanistas de Acción Nacional que del PP. Debo decir que es algo que me fue sorprendiendo, ante la rendición doctrinal del PP. He visto, en los años recientes de la política española, mejores posicionamientos conformes con la doctrina panista de parte de VOX que de parte del PP en cuestiones muy puntuales. Lo cual NO quiere decir que esté de acuerdo con mucho de lo que hacen y apoyan VOX y Abascal, como sobre el trato a los migrantes.

VOX ha tomado posicionamientos que se consideran contrarios a algunos derechos humanos, y eso no podemos aceptarlo. Como presidente del PAN, Héctor Larios hizo una diferencia semejante, sobre lo negativo de VOX en materia de derechos humanos, inaceptable para el PAN. Quiero decir que en VOX se puede encontrar de todo: bueno y malo.

Con todo esto, quiero decir que son errores el pensar que el PAN quiera cobijarse, aprender o lo que sea de sumisión o inferioridad, respecto a VOX. Lo veo al revés, pienso que VOX puede aprender mucho de lo que el panismo ha hecho en México, cuando se ha apegado a sus principios. La “carta” firmada es intrascendente, y no se sabe de compromiso alguno que el PAN haya tomado con VOX, ni siquiera por debajo de la mesa, y así lo atestigua alguien que estuvo presente, mi buen amigo Salvador Abascal Carranza.

Lo único que critico es el descuido ¡de primaria! de parte de quienes tomaron parte en esa reunión PAN-VOX, al enviarlo a los medios y redes sociales como algo a festinar. Error. Ni siquiera previeron el resultado como bomba de hidrógeno, fueron indebidamente ingenuos (por decir lo menos), y ahora el partido como tal carga con la cuenta y su identificación con la derecha política.

Los intentos de aclaración sobre lo que se hizo y sobre todo de lo que no se hizo en esa reunión, o como resultado de la misma, llegan tarde, a pesar de sólo hacerse tras unas cuantas horas, en medio de una vorágine de acusaciones y descalificaciones. Se aclaró, muy tarde, que los senadores se reunieron con Santiago Abascal “a título personal”, lo que para efectos políticos no hace mayor diferencia ante el público. Me recuerdan la supuesta frase del vocero de Fox, Aguilar, de que “lo que el presidente quiso decir…”.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí