Consejos básicos para EPN

0
251

No son los discursos o los temas, es el rechazo evidente.

La caída constante y pronunciada en la popularidad del presidente Peña Nieto ha dejado muy en claro que además de los problemas propios del gobierno, derivados de decisiones que muchas veces han sido equivocadas, no son los únicos que tiene atender. Su deterioro va mucho más allá y ahora, sin importar lo que diga, será tomado a mal y eso marca una etapa de animadversión que además cruza fronteras.

Para enfrentar esta nueva realidad creo que sería útil saber:

 

-Publicidad-
  • A partir de la gira a Canadá ha sido muy notorio que sus pares no quieren tener vinculación alguna con Peña Nieto. Si habló de populismo, Obama dijo que era populista (en un problema claro de semántica), si habló del problema con los maestros, Trudeau dice que es maestro; si bromean no lo incluyen, etcétera, etcétera. El problema es claro y es que los mandatarios de los dos países no quieren ser comparados o vinculados con Peña… no sé si es por la fama de corrupto que ya se internacionalizó o por los problemas de desapariciones forzadas y asesinatos como los casos de Ayotzinapa y Nochixtlán pero dejaron muy claro que no eran amigos ni similares. Un buen consejo es que no vaya donde no lo quieren, si el objetivo fue demostrar posición y fuerza internacional se vio exactamente lo opuesto, si su objetivo fue estrechar vínculos el resultado fue contrario; no fueron los discursos o los temas, fue el evidente rechazo de sus pares.
  • Es importante tener a alguien (si uno mismo no puede) que le recuerde qué ha dicho y qué ha promovido. Hoy vemos en redes la repetición constante de Peña Nieto hablando en primer plano en un comercial de tv explicando que no volvería a subir la gasolina y que la electricidad sería más barata. La realidad es aplastante y el único calificativo que se puede decir es mentiroso. Aquí hay dos opciones: o no promover cosas que son imposibles de cumplir para buscar un poco de aprobación o reconocer a profundidad el cambio de la situación y pedir una disculpa pública por no cumplir con lo dicho (y promovido hasta el cansancio).
  • El veto del presidente es una de las figuras más extremas de la democracia y Peña Nieto lo usó para vetar lo que sus legisladores aprobaron. Tanto el PAN como el PRD señalaron y reservaron el punto que vetó el presidente (entre muchos otros) por ser uno de los riesgos que podría dejar inoperante al Sistema Nacional Anticorrupción. El PRI y sus aliados se empeñaron en aprobarlo como estaba y ahora estamos en un segundo periodo extraordinario para resolver la controversia entre el PRI Presidente y el PRI Legislativo. Nunca se había visto con tanta claridad la división al interior del PRI cuando tienen al presidente de la República emanado de su partido y el veto es una señal más que se sigue de la derrota electoral y a la renuncia de Manlio Fabio Beltrones. El presidente debe entender que si tiene el poder debe ejercerlo sin necesidad de llegar a vetar lo que sus propios subalternos (en la estructura PRI) propusieron y aprobaron… si no tiene el poder es importante que quien lo tenga lo ejerza y dejé de permitir tantas confusiones y tonterías… a ver si en una semana no la vuelven a vetar para ahora sí escuchar al más de medio millón de mexicanos que firmó para que hubiera máxima publicidad en el “3 de 3” y el PRI con sus aliados impidió.

La caída del presidente se ha visto en su popularidad, en su manera de perder elecciones y en el control que tiene al interior de su partido. Quedan dos años y si van a ser dos años que además de la soberbia y las malas decisiones estén plagados de errores y fallas de coordinación constantes no quiero ni pensar en qué acabará nuestro ya de por sí mancillado país.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí