Compromiso azul con la capital

0
190

El DF contará con una bolsa de 137 mil mdp, lo que plantea un reto para la administración local para su uso eficiente y racional.

En el saldo final, luego de la larga discusión del paquete presupuestal para 2016, el Gobierno del Distrito Federal contó con un respaldo en la aprobación de su presupuesto para el próximo año, para mantener rubros que son fundamentales para su operación como condición natural de capital del país.

En los tiempos de austeridad se debe ser congruente con las proyecciones y con el uso de recursos públicos, en aras de la eficiencia y la transparencia.

Principios rectores que han sido impulsados por el PAN, y que en la discusión del presupuesto para el próximo año no fue la excepción, por lo que la capital del país contó con el apoyo para que aquellos rubros en los que carga con responsabilidades, dada su naturaleza jurídica, pueda atenderlos de la manera más exitosa posible.

-Publicidad-

El PAN fue consciente al reconocer las obligaciones que el Distrito Federal y su gobierno enfrentan como capital del país. Esta condición genera gastos extraordinarios por los servicios e infraestructura que deben mantener al recibir cerca de cinco millones de personas diarias que transitan por la zona metropolitana, pero que no viven en la ciudad.

Para el Fondo de Capitalidad se impulsó el reconocimiento de dichas obligaciones inherentes con las que cuenta y se dio marcha atrás a la pretensión de reducción que amenazaba con desestabilizar el presupuesto de la ciudad.

De una propuesta de dos mil 500 millones se aprobó finalmente —con el respaldo de la bancada del PAN en San Lázaro— que se creciera por primera vez a cuatro mil millones de pesos, cifra récord con la que se busca que la ciudad atienda la carga presupuestal que deriva de la atención en servicios de salud, transporte público y seguridad, entre otros. Es de destacar, también, que la ciudad contará con 34 mil 284 millones de pesos para el rubro de previsiones y aportaciones para los sistemas educación básica. Los recursos de este fondo se destinarán, principalmente, a cubrir las erogaciones por concepto de servicios personales para atender los servicios educativos.

Ante lo anterior, el presupuesto planteado y aprobado contó con el apoyo sensible de quienes reconocemos la carga que representa y sabemos de la importancia de que el sector educativo sea priorizado como centro neurálgico del desarrollo de la capital.

Al final, el Distrito Federal contará con una bolsa de 137 mil millones de pesos, lo que plantea un reto para la administración capitalina para su uso eficiente y racional, con el cual debe rendir y demostrar resultados de su aplicación.

El panorama económico nacional es adverso, las instituciones y dependencias han reconocido y asumido esta realidad con toda la seriedad posible, por lo que se está transitando a propuestas de austeridad.

Usar con inteligencia los recursos públicos es una obligación del Estado mexicano, y el Distrito Federal tiene ante sí esta responsabilidad. Las batallas para respaldar aquellos rubros que por su condición son fundamentales ya se dieron con el compromiso azul. Ahora corresponde a ellos el uso intuitivo y la administración eficaz.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí