Zona Económica Especial

0
185

Nuevamente nos encontramos con las ocurrencias gubernamentales, creer que se puede generar progreso y bienestar económico a través de leyes, como en los viejos tiempos gobernar por decreto, recuerdo el pasado en mi juventud cuando se decía que “Se erradica tal enfermedad por decreto presidencial”.

El Presidente manda una iniciativa de ley, la cual leí  y en sus 47 artículos solo encuentro burocracia, populismo y buenos deseos para la región sur-sureste que durante años ha estado marginada y basando su exposición de motivos en experiencias internacionales, mismas que aún de acuerdo a expertos no hay logrado grandes cosas.

Un proyecto como éste, aunque puede funcionar, no es de ninguna manera garantía de éxito, y en todo caso, no depende de una decisión u opinión gubernamental. Los estados a beneficiar son Chiapas, Guerrero, Michoacán, Oaxaca y Veracruz, en tres zonas económicas especiales: Puerto Chiapas, Puerto Lázaro Cárdenas e Istmo de Tehuantepec.

-Publicidad-

Estas zonas comparten entre sí atrasos educativos, falta de capacitación, inseguridad, corrupción, por lo que durante años se le han inyectado cientos de millones de pesos si resultados positivos, pasa como en los programas del campo y no vemos avances.

Ojalá el Ejecutivo tuviera la facultad de decretar lo que será económicamente exitoso, pero no es así. Existe el riesgo de que las ZEE se conviertan en grandes elefantes blancos.

En vez de que sea el mercado o, mejor dicho, los agentes económicos los que de manera libre decidan dónde se asentarán las inversiones viables y, en consecuencia, la infraestructura requerida, se pretende orientarlas por voluntad oficial con base en un juicio de valor: “hace falta desarrollar al Sur”.

En el caso del Istmo de Tehuantepec un servidor desde hace años ha propuesto que se hiciera infraestructura, ahora la empezaron, pero es solo una parte de la solución del problema.

Este modelo se inicia en 1959 en Irlanda y actualmente hay miles, pero no se han visto los resultados, el caso de China es algo que ha generado controversias por los efectos nocivos de este tipo de industrias por mala retribución a los trabajadores y sobreexplotación de la mano de obra femenina, además China no es comparable por su tipo de gobierno. Uno de los problemas de China es el mercado negro de divisas.

En diversos países las zonas están de moda entre gobiernos que esperan animar sus cifras comerciales y de inversión, en realidad muchas zonas fracasan, no hay datos oficiales reales de desempeño, pero hay escasos éxitos y una larga lista de zonas fracasadas. Muchos lo hacen para tener elogios y votos. Es populismo puro.

Debemos en México promover una Economía Social de Mercado que es sinónimo de libertad económica y justicia social con auto regulación, solidaridad, capacitación y responsabilidad personal. Para el progreso de la región sur sureste hace falta educación, capacitación, pero sobre todo seguridad y terminar con la corrupción. Ya no más decretos por favor.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí