Tres cascos azules de Tanzania heridos en República Centroafricana

0
465

Tres miembros del personal de mantenimiento de la paz de Tanzania que prestaban servicios en la misión de las Naciones Unidas en la República Centroafricana ( MINUSCA ) resultaron heridos el jueves cuando su vehículo golpeó un artefacto explosivo no identificado.  

Uno de los soldados resultó gravemente herido y tuvo que ser evacuado a Bouar para recibir tratamiento y luego a la capital, Bangui, informó la MINUSCA  . 

Los ‘cascos azules’ estaban en el pueblo de Batouri Bole, en Mambéré-Kadéï, en el suroeste del país, cuando ocurrió el incidente.  

Tuvo lugar alrededor de las 11:00 am, hora local, cuando su convoy salió de la ciudad de Berbérati hacia los puestos militares temporales de la Fuerza en Gbambia y Amada-Gaza, que se encuentran a unos 100 kilómetros al noreste de Berbérati. 

-Publicidad-
El personal de mantenimiento de la paz de la MINUSCA patrulla en la República Centroafricana.
Personal de mantenimiento de la paz de la MINUSCA de patrulla en la República Centroafricana., Por MINUSCA / Catianne Tijerina
Cumpliendo el mandato 

La MINUSCA ha condenado enérgicamente el uso de artefactos explosivos por parte de grupos armados en las zonas en disputa de la República Centroafricana, que ya han causado decenas de muertos y heridos entre la población civil. 

El Representante Especial del Secretario General y jefe de la MINUSCA,  Mankeur Ndiaye, deseó una pronta recuperación al personal de mantenimiento de la paz herido. 

«A pesar de las difíciles condiciones que enfrentan nuestras fuerzas de paz sobre el terreno, agravadas por la aparición de artefactos explosivos improvisados, la  MINUSCA sigue decidida a cumplir su mandato de paz y estabilidad «, dijo. 

Serie de ataques

Esta es la tercera vez que el personal de mantenimiento de la paz de la MINUSCA es víctima de la detonación de artefactos explosivos debajo de los vehículos de la ONU.

En noviembre, un ataque deshonesto de elementos de la guardia presidencial contra un vehículo de la misión, dejó diez cascos azules egipcios desarmados heridos en Bangui.  

En ese momento, el secretario general de la ONU, António Guterres,  instó a las  autoridades a no escatimar esfuerzos en la investigación del «ataque inaceptable».  

Más de 14.000 uniformados sirven en la MINUSCA, que ha estado en el país desde 2014, tras el estallido del año anterior de violencia mortal entre comunidades entre milicias principalmente cristianas y principalmente musulmanas, que desestabilizó a la República Centroafricana. 

El Gobierno declaró un alto el fuego unilateral en octubre y, aunque gran parte del país sigue en manos de grupos armados, este año se han dado pasos positivos para fortalecer la democracia y el estado de derecho. 


There is no ads to display, Please add some

Deja un comentario