Tiempos difíciles. Comunicación Política y vida privada.

0
196

Recientemente me preguntó una diputada electa si era recomendable tener una página de Facebook para manejar sus asuntos personales como:  las fotos familiares, las fotos  de sus vacaciones de verano,  la cena de navidad pasada, su festejo de cumpleaños, incluso su próximo embarazo y otra página dedicada exclusivamente a su labor legislativa y todo lo concerniente a su vida política.

En sentido estricto, los consultores y expertos en comunicación, hasta hace 1 o 2 años, todavía hubieran recomendado una cuenta personal y un perfil público, preferentemente una “fan page” para poder separar lo público de lo privado.

En teoría, esto suena muy bien pero en la cruel realidad es casi imposible ser una figura pública y tener una vida totalmente privada. Nadie nos garantiza que algún familiar o amigo a quién tenemos en el círculo privado no se le ocurra descargar nuestras fotos o hacer capturas de pantalla de algún momento personal que termina siendo de dominio público y daña la imagen del político o que sencillamente no deseaba compartir.

-Publicidad-

En internet nada se borra, por mucho que Usted se esmere en eliminar historiales, todo permanece oculto en algún sitio o en la bandeja de alguien más esperando a que el servidor público cometa un error o un acierto para usarlo en su favor o en su contra.

Lo recomendable hoy en día, dados los tiempos difíciles que nos toca vivir, donde cualquier experto en sistemas puede acceder a nuestro ordenador aún en la distancia y cualquier software maligno se introduce como espía en nuestra vida privada es NO manejar en la nube información que sólo nos pertenece a nosotros.

Y para ser francos, el problema no es su vida íntima, ni si tiene amantes o le gusta ver videos pornográficos. El problema es que toda información es poder ya sea bancaria, tributaria, médica, domiciliaria, y sí también la íntima.

Por eso, hoy en día se recomienda lo siguiente:

1.- De entrada no se tome ninguna foto como Dios lo mandó al mundo (por muy sexy que Usted sea)  no sabemos en manos de quien pueden terminar esas fotos.

2.- En caso de decida ignorarme y omita el punto número 1, pues entonces bloqueé su celular no sólo con dígitos sino con huella digital.

3.- En el supuesto de que su madre sí tomó ácido fólico y decida no tomarse fotos desnudas ni comprometedoras, suba a su red social un justo equilibrio entre su labor política (empresarial, académica, cultural, social, según sea el caso) y su vida personal para que no se vea obligado a tener un Facebook para cada cosa y la gente lo siga porque genera contenidos  y no sólo información.

Lo sé, la vida antes era más fácil.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí