Somos pares

0
189

Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer

El secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon ha expresado con claridad meridiana que: “…donde las mujeres tienen educación y poder, las economías son más productivas y sólidas. Allí donde las mujeres están plenamente representadas, las sociedades son más pacíficas y estables”. Y en los diferentes estudios realizados por organizaciones internacionales queda evidenciado que el grueso de los problemas que vive la sociedad de hoy se dan porque no existe un balance en la toma de decisiones, de ahí que resulte imperativo que las mujeres juguemos un papel diferente en el seno de nuestra comunidad. Y no es palabrería insulsa. Cuando a las mujeres se les da oportunidad de incorporarse plenamente a la diversa gama de actividades económicas, sociales, políticas y culturales, inicia la transformación del mundo que las rodea; los beneficios pueden verse inmediatamente en la familia, en la comunidad y en la sociedad.

No ha sido fácil para las de nuestro género lograr espacios de realización, crecimiento y desarrollo. Hubo épocas en que ni siquiera se estimaba que fuéramos seres pensantes. Pero, paso a paso, golpe a golpe -como dice el poema de Antonio Machado al que Joan Manuel Serrat le puso música-, las mujeres hemos ido ganando terreno y demostrando que el talento y la inteligencia son propios de las personas, que en eso no hay género de por medio.  

Hemos ido dejando el rol de “música y acompañamiento” y asumiendo el de protagonistas señeras del presente y del futuro de los pueblos de la Tierra. Y lo expreso sin alardes, ni posiciones fundamentalistas, porque hoy ha dejado de ser aspiración el que una mujer ocupe un alto cargo de dirección en el trabajo al que se dedique, hoy eso es parte de la cotidianeidad.

-Publicidad-

El 8 de marzo, el martes de la próxima semana, estaremos conmemorando  las gestas más emblemáticas protagonizadas por una generación de mujeres que en las primicias del siglo 20 tuvieron los arrestos para reclamar sus derechos sociales y políticos en medio del fragor de guerras y revoluciones de un mundo que jamás volvería a ser el mismo.

El derecho a la educación, a un salario justo, al voto político activo y pasivo, fueron algunas demandas de los primeros movimientos organizados de mujeres en sus distintas vertientes: socialistas, comunistas, sufragistas y pacifistas. 

El Día Internacional de la Mujer es una fecha de recuerdo y de agradecimiento al legado de determinación, arrojo, pasión, ansias de libertad e independencia, de aquellas pioneras. Sea esta fecha la específica para conmemorar a una generación de mujeres valientes que ganaron a pulso para las de hoy, el reconocimiento de derechos inimaginables, sin importarles el autoritarismo, la maledicencia, el rechazo y la incomprensión de la que fueron víctimas por su atrevimiento. 

Sin duda que se han dado logros y cambios importantes desde que la puerta se abrió para que también entráramos las mujeres al mundo del trabajo, de la economía, del arte, de la cultura y de la política, pero todavía no es tarea concluida. La violencia de género, los feminicidios, la trata de personas, principalmente de mujeres y otras discriminaciones, SUBSISTEN. 

La periodista y política italiana Rossana Rossanda, apunta: “Las grandes palabras de la política, especialmente las bellas -democracia, libertad, igualdad- son femeninas, y a la inversa, las palabras de poder -estado, gobierno, partido- son masculinas”. La metáfora se presta para diversas interpretaciones, pero lo cierto es que la equidad no se va a dar por mandato de ley, esta coadyuva, pero es desde la educación y desde la formación en casa, como se generará la transformación. Solo así veremos una mejora integral en la sociedad, solo así tendremos una democracia como la que describe el artículo 3ro. de nuestra Carta Magna; es decir, una democracia como forma de vida, una que sea sustantivamente incluyente, profundamente atenta a quienes somos los sujetos que conformamos esa sociedad, aglutinadora de intereses, condiciones y posiciones de la misma, y esto en palabras llanas, no es más que el rostro moderno de la DIGNIDAD HUMANA.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí