Sólo Veracruz es bello

0
307

Por: Tomás Trueba Gracián

Me van a permitir estimados lectores dedicar mi editorial en esta ocasión a mi querido estado de Veracruz. La razón es simple, siendo una entidad federativa muy bien ubicada, con tanta riqueza y tan buena gente, es de las entidades federativas con más rezagos y problemas. Lógico no se escapa actualmente de las pifias de los malos gobiernos de MORENA, llenos de promesas y mentiras.

La República Mexicana en su historia ha tenido intentos de separación de las entidades hacia su gobierno central o ha tenido separaciones como Yucatán del Pacto Federal. Y lo extraño es que Veracruz nunca se separó o intentó separarse. Y bien pudo hacerlo o intentar ahora hacerlo, pues es un estado que tiene todo, pero todo, para ser una Nación independiente. No se espanten es una manera de decir y para entender la razón del presente.

Mi querido estado de Veracruz también es un semillero de políticos, bien decían por los años 60 en Veracruz levantas una piedra y sale un político. Lástima que más del 85% de esos políticos solo buscaron su beneficio personal, el de sus familias y amigos y para Veracruz no hubo nada.

-Publicidad-

Ilustres, como les llaman algunos, y famosos políticos de Veracruz del siglo XIX que tuvieron mucha influencia y poder para el trabajo federalista, para reformas Constitucionales, como miembros de Gabinetes Presidenciales o incluso como Presidentes de México. Y junto con los gobernadores y los presidentes municipales no hicieron mucho o casi nada por Veracruz.

Desde luego que sí han trabajado y han dejado alguna huella en obras de infraestructura, en educación, en política social, pero no lo que se debe tener, algunos trabajaron mucho por la seguridad pública. Lástima que la mayoría hizo más obras de relumbrón que obras para buscar más el desarrollo de las comunidades, de los pueblos alejados y por el desarrollo económico.

Muchas de las apuestas al petróleo pues las perdieron, no vieron el futuro de que era un producto perecedero y que no podía ser el único soporte económico del municipio en turno, como Poza Rica, y se les olvidó diversificar. Poco hicieron los gobernadores y sus respectivos Congresos Locales para fortalecer no solo a Veracruz, sino a México en total. Y mucho menos vimos de manera clara y contundente acciones por Veracruz de los veracruzanos que fueron Presidentes de México. Y desde luego en este tema de ineficiencia y poca lucha entran a la historia del rezago veracruzano los gobiernos municipales que no cumplieron su función adecuadamente.

Como dato histórico, por ser de Orizaba, no puedo pasar por alto que en el año 1880 el oaxaqueño Apolinar Catillo se hace gobernador y traslada los poderes del estado a Orizaba, pero Juan de la Luz Enríquez regresa los poderes a Xalapa. Por cierto narra la historia que a Castillo lo depuso el Congreso de la Unión por el asesinato de un ciudadano. Ojo Cuitláhuac.

Y después vinieron una larga fila de gobernadores que cada uno hizo algo, los del siglo XIX por ejemplo mucho de vías de FFCC o embellecimiento de ciudades importantes, después algunos inversión en el campo, pero en general nunca hubo un plan bien trazado de desarrollo y continuidad, nunca un plan bien trazado de progreso y combate a la pobreza, fomentar la educación de calidad, a pesar de que en Orizaba y luego Xalapa tenemos la cuna de la educación moderna.

La riqueza natural, las bellezas naturales, la posición geográfica, los kilómetros de litoral, la capacidad de mano de obra, la cantidad de agua, la mano de obra obrera calificada, los centros de educación, todo lo anterior más el clima privilegiado no bastaron para hacer de Veracruz el punto de desarrollo más importante de México y mucho menos mejorar la calidad de vida de los veracruzanos. Nunca se buscó el despunte del campo, la producción ganadera, la pesca, el turismo. Pero eso sí la inseguridad creció a todo lo que da. No se buscó la protección del medio ambiente a través de controlar la tala infame de árboles, entre otros puntos, el Pico de Orizaba y la Sierra de Zongolica por ejemplo.

Bueno pues todo eso viene a colación por el pésimo momento que vivimos ahora, con el peor gobierno en la historia de Veracruz y ya es mucho decir peor que el de Fidel Herrera y Javier Duarte, ya se necesita ponerle ganitas, pero Cuitláhuac García se esmeró y dijo seré el peor y lo logró. Bueno él decía seré el mejor, pero eso no lo logró.

Hoy lo más grave en Veracruz es la ausencia total del Estado de Derecho, no hay justicia, no hay seguridad. Solo vemos revanchas políticas, abusos de poder, venganzas personales, silenciar a los que levantan la voz.  Y además por ende no hay inversiones, no hay crecimiento, no hay educación, total desorden.

Acá los nombres de los gobernadores de Veracruz a partir de 1936 hasta la fecha: Miguel Alemán Valdés, Fernando Casas Alemán, Jorge Cerdán Lara, Miguel Aguillón Guzmán, Adolfo Ruiz Cortines, Ángel Carbajal Bernal, Marco Antonio Muñoz Turnbull, Antonio Modesto Quirasco, Fernando López Arias, Rafael Murillo Vidal, Rafael Hernández Ochoa, Agustín Acosta Lagunes,  Fernando Gutiérrez Barrios, Dante Delgado Rananauro, Patricio Chirinos Calero, Miguel Alemán Velasco, Fidel Herrera Beltrán, Javier Duarte de Ochoa, Flavino Ríos Alvarado, Miguel Yunes Linares (el único que ganó por el PRI hasta ese momento) y Cuitláhuac García Jiménez.

Pues la historia los pone a cada uno en su lugar. Veracruz merece otros tipos de gobierno tanto estatal como municipal.

 

 

 

 

 


There is no ads to display, Please add some

Deja un comentario