Retos inminentes

0
700

El mundo está enfrentando retos nunca vistos. Nosotros, en México, estamos viviendo en el filo de la navaja, entre salir adelante o caer al barril de los países que ya no la hicieron y quizá nunca lo harán.

Los retos que el primer mundo enfrenta son un referente para nosotros los mexicanos. Nos ayudan a saber qué les preocupa y cómo piensan que dichos problemas se pueden tratar de resolver.

Voltear a ver a mis amigos en Suiza es sumamente instructivo. Ellos van años, si no es que décadas, adelante de nosotros en desarrollo, en educación, en democracia, en índices de bienestar; podría decirse que en todo lo bueno. Es gozar el beneficio de visualizar el futuro sin haber recorrido el trayecto.

-Publicidad-

Especialmente, leo a Fredmund Malik, un destacado consultor de empresas que va a la vanguardia en la implementación de las ideas más modernas en términos de administración. 

Malik identifica cinco grandes problemas: demografía y migración, ecología y medio ambiente, cuestiones de ciencia y tecnología, y problemas económicos, sobre todo por el crecimiento astronómico del endeudamiento. El quinto: la complejidad resultante de la combinación de los cuatro anteriores.

La solución que Malik propone es radical. Es necesario transformar a todos los administradores, gobernantes incluidos, a trabajar desde una perspectiva de sistemas. Solamente una visión integral podrá tener alguna posibilidad de encontrar soluciones que no sean contraproducentes.

Por ejemplo, yo diría, está el problema de migración de México hacia Estados Unidos. Nos preocupamos por los derechos humanos de los trabajadores migrantes, pero pocos se dan cuenta de las tragedias familiares potenciales que se generan con los niños que son separados de sus padres. Estamos cultivando generaciones completas de personas propensas a encontrar refugio en el consumo de drogas, como su respuesta al desamparo. 

Algunos países como Suiza, Singapur, Corea del Sur, Nueva Zelandia, y otros pocos, son muy selectivos de las personas a las que admiten como inmigrantes, aplicando la política de convertirse en “fortalezas de competitividad”. Nosotros, ¿qué podemos hacer si somos un país que exportamos talento y además bloqueamos la ciudadanía a los extranjeros?

En materia de ecología, Pemex es la campeona de los desastres en México, con miles de derrames, y otros incidentes los cuales llegan a lo criminal: El Ixtoc, San Juanico, Guadalajara, Reynosa, Monterrey, etc. No menos desastre es la ordeña de gasoductos. ¿Cuándo podremos revertir esta tendencia?

La materia económica plantea otros retos adicionales. La crisis financiera de 2008 era previsible, pero los métodos y formas de pensar no permitieron evitar el desastre. Esto no debe volver a suceder. Sin embargo, todo indica que ahora todo el mundo está dependiente del dólar, sin considerar que sus dueños tienen ya más de tres décadas gastando mucho más de lo que producen. Y nosotros somos demasiado dependientes de los Estados Unidos.

Hay qué ver lo que les preocupa a los consultores más avanzados para cobrar claridad y dejar de hacer tantas tonterías.

“Hay que darles, a los líderes políticos y empresariales, nuevas herramientas y ellos podrán encontrar soluciones a los problemas vigentes”, aconseja Malik. Se complace en ver que los científicos están dejando de estar encasillados en sus disciplinas y las están combinando. “Espero” dice, “que estaremos dejando atrás la visión cartesiana y avanzando hacia la ciencia de sistemas en todos los campos”.

No sé qué tengamos qué hacer para que el Congreso de la Unión y las organizaciones empresariales se aboquen a plantear estrategias sensatas y de fondo para enfrentar los retos que tenemos enfrente. Algo se nos tendrá qué ocurrir, pronto. Más nos vale.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí