Recortes federales, movilidad y nuevo aeropuerto

0
242

Es primordial saber las acciones que realizará ante las medidas de austeridad mencionadas y la ejecución del Tren México–Toluca.

La semana pasada la Secretaría de Hacienda y Crédito Público anunció un recorte al gasto público por 124 mil 300 millones de pesos para 2015, ante  una eventual crisis económica derivada de la caída de los precios del petróleo.

Dicho recorte impactará principalmente presupuesto asignado a Pemex, CFE y SCT, y con ello 2 de las principales obras de transporte público del Gobierno Federal, polémicas por el gasto multimillonario que representan en inversión y mantenimiento, estamos hablando de los trenes de Alta Velocidad México-Querétaro y el tren Transpeninsular Mérida–Punta Venado.

-Publicidad-

Las obras que se salvaron de la tijera

 El Tren México–Toluca y el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, son las 2 obras que de acuerdo a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) seguirán en marcha. Es por ello que es importante que el Gobierno Capitalino nos informe sobre las acciones que tomará al respecto.

Por un lado, es primordial saber las acciones que realizará ante las medidas de austeridad mencionadas y la ejecución del Tren México–Toluca.

Y por otro con respecto al aeropuerto, es importante conocer el impacto que tendrán los recortes federales en las 19 obras relacionadas con este magno proyecto, anunciadas con inversión del Gobierno de la República y una parte del Gobierno del Distrito Federal y en donde 7 son Obras de Transporte Público.

Preocupa un recorte al transporte público

En septiembre pasado, cuando anunciaron el Nuevo Aeropuerto para la Ciudad, las autoridades también dieron a conocer 19 obras con inversión de recursos federales y locales, que pretenden conectar la magna obra con la ciudad, los 12 proyectos viales Y 7 de transporte público se describen bajo el rubro "Más opciones de conectividad y movilidad", en el documento de presentación del proyecto Visión Integral, Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, elaborado por la SCT.

La preocupación existente sobre el anuncio de recorte al gasto público es precisamente que se vayan a hacer recortes a estas obras.

Por eso es necesario que la Secretaría de Obras y la Secretaría de Movilidad capitalinas  informen si dentro de ese recorte está pensado suspender alguna de estas obras, ya que hay que destacar que si se deciden recortar, la movilidad en la ciudad podría colapsar al descuidar las vías de transporte público para los más de 120 millones de personas que se espera que anualmente visiten el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

En reiteradas ocasiones y en distintos foros he pedido a la SCT que establezca mesas de primer nivel con las respectivas secretarías de Obras del Distrito Federal y del Estado de México, así como con expertos en la materia, para que se configure la estrategia de Movilidad integral en torno al NAICM.

Se puede entender que el Gobierno necesite hacer un reajuste en sus finanzas y en el gasto público, pero también el gobierno debe entender que no puede dejar hoyos negros que después deberá parchar y los cuales le saldrán más caros.

 ¿Qué pasará con el actual Aeropuerto cuando entre en funciones el NAICM?

El Gobierno Federal anunció con bombo y platillos lo que será la obra más emblemática del sexenio de Peña Nieto, el proyecto es ambicioso y no dudamos de las buenas intenciones; sin embargo, quedan dudas sobre qué pasará con el actual aeropuerto cuando el nuevo comience a operar.

El proyecto estipula que técnicamente es incompatible tener dos aeropuertos operando de manera simultánea en una distancia tan corta, de aproximadamente 5.4 millas náuticas (10 Km), requiriéndose por lo menos 10 millas náuticas (18.52 Km).  Por tanto cuando inicie operaciones el nuevo aeropuerto, el actual aeropuerto dejará de operar, permaneciendo operativo y funcional hasta entonces.

También señala que habrá equilibrio y ordenamiento urbano, según el sitio de internet de esta obra menciona que hay "estudios de evaluación realizados para determinar el destino más viable que se le puede dar al actual aeropuerto” y que éstos llevan  a concluir que debe contribuir a ordenar y equilibrar el crecimiento urbano de la zona oriente de la ZMVM.

Actualmente la actividad económica se encuentra concentrada en el poniente de la ciudad, generando que los habitantes del oriente de la capital tengan que trasladarse de un extremo a otro, destinando una alta proporción de su ingreso y tiempo en desplazarse a desempeñar sus actividades económicas, así como generando saturación en los servicios de transporte.

El uso que se plantea para los terrenos del actual aeropuerto, sumado a la actividad económica que generará el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, buscarán hacer de esta área un polo de desarrollo en la Zona Oriente del Valle de México.

Con ello se tendrá una configuración urbana policéntrica para mitigar los problemas de desarticulación de la Ciudad, multiplicando las centralidades y propiciando que la mayoría de los desplazamientos se localicen dentro de cada zona.

Específicamente, en los terrenos que ocupa el actual aeropuerto se detonará actividad económica en beneficio de los pobladores y se promoverá la cohesión social a través de espacios urbanos públicos y de servicios. Lo anterior, sin olvidar satisfacer las necesidades básicas de la vivienda en un entorno ambientalmente sostenible, así se lee en el proyecto.

Sin embargo, los estudios que se mencionan en el sitio de internet y en el proyecto no se han hecho públicos, por lo que estaremos solicitando al IFAI  que dé a conocer los estudios de evaluación realizados para determinar el destino más viable que se le puede dar al actual aeropuerto.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí