Reconfiguración de fuerzas

0
176

Recientemente el mundo ha sido testigo del aumento de conflictos internacionales cuyo origen tiene que ver con cuestiones étnicas, religiosas y territoriales. Conforme avanzan estas crisis, avanza también la posibilidad de una reconfiguración geopolítica a costa de la vida de miles de personas que se encuentran en esas regiones sin que exista una diplomacia efectiva que proteja a los civiles de cada territorio.

Estos hechos se han recrudecido, entre otras cosas, por la poca eficacia de organismos internacionales que fortalezcan las tareas encaminadas a salvaguardar la seguridad y la paz para los civiles en medio de conflictos, pero también por la falta de esfuerzos, señalamientos y acciones concretas que se dirijan a una solución efectiva de los problemas entre naciones y que impidan la escalada de amenazas entre las mismas. Hoy prevalece la fragilidad de las relaciones entre países, así como la ausencia de organismos mediadores para resolver conflictos y evitar que estén por encima de la diplomacia y el respeto a los derechos humanos.

En la mayor parte de los conflictos internacionales de los que somos testigos ha destacado la participación de Estados Unidos, de una manera diferenciada en cada uno, pero sin tomar una postura contundente a pesar de que históricamente esta potencia se había distinguido por ser un actor fundamental en la resolución de conflictos internacionales ya fuera por la vía diplomática o armada.

-Publicidad-

En el conflicto Israel-Palestina, Estados Unidos manifestó su preocupación por las víctimas del territorio palestino, pero su postura fue de respaldo a Israel; en este caso se logró un cese al fuego que terminó con al menos dos mil víctimas mortales tras los ataques y con la actual ocupación israelí de algunas hectáreas palestinas en Cisjordania, hecho que recientemente condenó México a través de la SRE.

Otro de los casos donde se exhibe la falta de acciones y pericia política es el de Rusia y Ucrania. En este conflicto hemos visto los señalamientos de distintos actores, donde Vladimir Putin es protagonista y ha hecho declaraciones preocupantes como que las acciones bélicas de Ucrania recuerdan a las tropas fascistas alemanas que rodeaban Leningrado en la Segunda Guerra Mundial, en lo que podría ser un velado mensaje a su homóloga Angela Merkel. El conflicto ruso-ucraniano ha provocado la respuesta de la OTAN, quien no descarta la creación de una fuerza de reacción para la defensa de sus miembros, no obstante, Putin ha manifestado anteriormente que no hay temor a este organismo. Mientras que la canciller alemana y Barack Obama han advertido de mayores sanciones económicas a Rusia; Vladimir Putin manifestó en su pasada visita a Brasil la necesidad reformular al FMI y acordó la creación de un Banco de Desarrollo y la Fundación de Divisas Económicas con apoyo de los miembros del bloque BRICS, trabajando en lo que podría ser un nuevo mecanismo de instituciones económicas.

En un distinto orden que también apunta al conflicto y a la pérdida de vidas, Irak y Siria han pedido ayuda internacional para combatir a yihadistas que amenazan a los habitantes de sus territorios. Estos hechos también ponen en jaque a gobiernos como Estados Unidos y Reino Unido; por un lado Estados Unidos fue amenazado directamente con el asesinato de dos periodistas estadunidenses, por lo que Barack Obama manifestó que se haría justicia en este caso además de anunciar que se trabaja en un plan de acción para combatir a los terroristas; por su lado, Reino Unido calcula que hay ciudadanos británicos que podrían pertenecer a estos grupos, lo cual eleva la alerta en Gran Bretaña.

En otra parte de Asia observamos una reconfiguración distinta, donde países como China, más que proyectar problemas con otras naciones han fortalecido su sistema político-económico con el paso de los años al punto de convertirse en la primera potencia comercial del mundo. En la misma región, Corea del Norte ha manifestado poseer una amplia capacidad armamentista y recientemente como parte de ejercicios militares habría lanzado misiles que llegaron hasta costas del mar en Japón.

Lo que hoy reflejan los conflictos a nivel internacional, sobre todo en la zona de Europa y del Oriente Medio, no es sólo la falta de destreza para solucionar problemas, estos hechos y declaraciones hoy podrían configurar un punto de no retorno hacia una crisis de carácter internacional no vista desde la II Guerra Mundial. Hoy quienes afirman buscar la paz a través del discurso y acciones ofensivas parecen medir sus fuerzas y capacidad rumbo a un conflicto bélico, que con el desarrollo de nuevas estrategias y en un mundo totalmente globalizado podría tener consecuencias fatales para quienes habitamos el planeta.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí