Nuevo León: Dos visiones de gobierno

0
181

Las preferencias electorales de los neoleoneses (los que no evaden el tema al ser encuestados) son muy parejas para los tres candidatos con posibilidades en Nuevo León. Y cambian según los datos de cada empresa encuestadora. Pero es muy importante tomar en cuenta a quienes dicen que votarán y no declaran por quién, ya sea porque no lo han decidido o no quieren decirlo.

Las tres opciones realmente tienen solamente dos visiones de gobierno, de acuerdo al perfil y antecedentes de los candidatos. Felipe Cantú, está más que claro (o más que azul), los otros dos tienen sello priista en todo su historial político.

Ivonne Álvarez tiene solamente carrera política priista, y fue impuesta como candidato del PRI por decisión cupular. Lógicamente eso implica compromisos indeclinables para con quienes la apoyaron, la apoyan y sobre todo la financian. Fue alcaldesa de Ciudad Guadalupe, habiéndose públicamente comprometido a terminar su trienio de gobierno, cosa que no cumplió. Allí ya empezamos mal, mintió públicamente.

-Publicidad-

Ante las graves, muy graves acusaciones de corrupción en contra de los Medina, hijo y padre, y de sus colaboradores, Ivonne ha intentado deslindarse del actual gobernador, pero en “El Sistema”, eso es imposible. La tradición inviolable ha sido proteger al antecesor y que el sucesor lo proteja, así es siempre el PRI. Su administración municipal tiene dudas de honradez, y sus detractores señalan vicios y fallas de gobierno.

Por su parte, el tercer candidato, Jaime Rodríguez, se presenta como independiente porque su partido de toda la vida, el PRI, no le dio la candidatura, lo cual no es ningún secreto. Toda su carrera política es también priista, como lo fue su administración municipal en García, Nuevo León.

Jaime no tiene ninguna experiencia que no sea priista. Sin embargo, promete algo diferente como candidato sin partido, lo cual no lo convierte necesariamente en una opción que no tenga el sello priista que siempre ha tenido. Se le pueden conceder beneficios de duda, pero la experiencia política nos indica que lo más probable es que gobernara con el mismo estilo que ha vivido, el del PRI.

Su ventaja es el de presentarse sin partido, ante la desilusión de muchas personas sobre la llamada partidocracia. Mágicamente algunos lo convierten en buena opción simplemente por estar en contra de los partidos, pero eso no tiene que ser verdad. Lo grave en estos casos, es que muchas personas, en vez de razonar el asunto lo resuelven emocionalmente, es parte de la naturaleza humana.

El priismo innato políticamente de Ivonne y Jaime, si recurrimos a la experiencia política es que gobernarían de la misma manera que conocen. Hay buenos ejemplos en la política nacional de políticos que dejan su partido y son electos con otra bandera, otros colores y gobiernan como lo habrían hecho en su partido del corazón. Un buen ejemplo es el de Sinaloa, en donde Malova, Mario López Valdez, electo vía PAN, sigue abiertamente siendo priista y gobernando con el estilo también priista, manteniendo al PAN al margen.

Por su parte, Felipe Cantú tiene una carrera política impecable, si así no fuera los enemigos políticos lo hubieran despedazado, pero no encontraron por dónde. Fue buen alcalde y buen legislador. Y gobernó con el estilo del panismo, que ha sido, cuando los gobernantes no se alejan de sus principios partidarios, muy bueno.

El panismo ha hecho buenos gobiernos en Nuevo León, por eso se han repetido tantas veces las elecciones a su favor. También ha habido gobernantes panistas que lo han hecho mal, pero eso ha sido cuando se han alejado de los principios partidarios y de los buenos ejemplos anteriores, cuando supuestos panistas demuestran no serlo.

De esta forma, el panismo como gobierno tiene una buena línea de gobierno, responsable y transparente, con todo y los pecados de algunos de sus funcionarios, cosa que el priismo no puede alegar a su favor. Sin duda que el PAN ganará los principales municipios en donde ha sido repetidamente gobierno, porque la población lo percibe mejor que con gobiernos priistas, y eso puede ser la base para que gane la gubernatura. Cuando Fernando Canales y luego Fernando Elizondo gobernaron Nuevo León, lo hicieron bien, les falló la imagen pública, no el gobierno.

La situación electoral de Nuevo León es así de sólo dos estilos de gobierno, el del PRI y el del PAN, con una experiencia municipal muy a favor de éste último. No hay manera de esperar que los otros dos candidatos no sigan haciendo lo que siempre han hecho, actuar con las reglas y estilo del PRI.

Las simpatías a favor de Jaime simplemente por presentarse sin partido son más por no querer a los partidos dominantes del espectro político neoleonés. No parece haber convencimiento de sus propuestas específicas de gobierno, ya que más que proyectos ofrece un estilo distinto de gobierno del priista que ha vivido. Ivonne, por su parte, parece contar con el voto llamado duro de su partido, y porque la propaganda anti panista y anti bronquista le funciona al PRI.

Por su parte, Felipe Cantú ha ido presentado proyectos de gobierno razonables, necesarios y posibles. Y son muchos.

Es muy razonable pensar que ambos personajes de linaje priista tienen con sus promotores y financiadores compromisos que como siempre han existido en el priismo, no hay manera de pensar que ahora sería diferente. Es la historia del PRI, del que ambos provienen. La independencia de Jaime respecto al PRI, difícilmente lo será de quienes con poder político, empresarial y financiero lo sostienen en su campaña. De Ivonne ni hablar. Por eso Felipe Cantú es la opción real de buen gobierno.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí