La joya de la corona desperdiciada: la reforma fiscal de EPN

0
156

Cuando el renovado “sistema PRI-gobierno”, con su sucursal el Verde, y un buen número de legisladores perredistas votaron en mayoriteo por una política fiscal recaudatoria, a favor del Estado y exprimiendo al contribuyente, Acción Nacional, sólo, votó en contra. Ningún legislador panista aprobó esa nefasta “reforma”.

El PAN se ha referido a dicha reforma, que aumentó impuestos injustificadamente, con fines exclusivamente recaudatorios, como “tóxica”, por sus malos efectos, previsibles y comprobados ya, en la economía de México.

Cuando se discutió esa reforma, Acción Nacional y muchos voceros de la ciudadanía advirtieron que iba en contra del crecimiento económico, y así fue. Y entonces el mismo PAN señaló a los culpables de dañar la economía familiar y a la macroeconomía con los nuevos impuestos. Y se dijo que esa acción anti- ciudadana, la pagarían quienes la aprobaron en la selecciones de 2015 con el voto de castigo.

-Publicidad-

El tema no fue abandonado y se habló repetidamente que se buscaría revertirla en el Congreso de la Unión. Se decía que la ciudadanía lo recodaría en 2015 para decidir su voto. Todavía a principios de mayo pasado, se declaró por el PAN que se buscaría en esta misma legislatura, revertir esa reforma “tóxica”. Todo muy bien, pero faltó algo.

Era lógico esperar que las campañas de los diputados federales remarcaran y mucho la gravedad y las consecuencias ya vistas de esa reforma recaudatoria hacendaria, “tóxica”. Era previsible que este tema se convirtiera en uno central de las campañas a diputaciones, pero no fue así.

Recordar a los votantes lo que hicieron el PRI y sus aliados en su contra, y el hecho de que ningún legislador panista la aprobó, tendría que haber sido explotado al máximo.

Era la “joya de la corona” para las campañas, para recordar y exponer quién defendió al ciudadano (PAN) y quienes lo afectaron en su bolsillo (PRI-VERDE-parte del PRD).

Pero no fue así. El tema sí apareció por aquí y por allá, pero no fue en ningún momento un tema central de campaña. Haberlo dejado casi guardado en casa, fue el gran desperdicio de las campañas panistas a diputaciones federales. Lástima, era el gran argumento a favor del panismo en lo legislativo.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí