Nuestros candidatos

0
164

Acción Nacional es el primer partido que tiene ya casi definidos sus candidatos. El próximo domingo 22 de febrero terminan sus elecciones internas. No tiene caso por ahora volver a episodios indignos para el PAN mismo y para la ciudadanía. El día de ayer, miles de panistas fuimos a votar con la esperanza de que nuestro partido siga siendo un instrumento eficaz para proponer a la ciudadanía “lo que sea mejor para México”, como decía Gómez Morín.

Con todo y sus yerros evidentes, el PAN sigue siendo el mejor partido de México. No por nada otros partidos especialmente el PRI tratan de convencer a panistas para que sean sus candidatos. El caso del Verde merece quizás un artículo aparte, pero por lo menos una mención especial: ante la pérdida de soporte electoral del PRI, el Partido Verde actúa como una segunda marca del mismo producto y su campaña atenta contra la equidad.

Iniciarán las campañas. En lo personal, me gustan muchísimo; por supuesto que ganar es muy importante, pero lo que da una campaña es un enorme conocimiento de nuestra comunidad y del país. Serán miles de ciudadanos los que formarán equipos para apoyar a un candidato. Los equipos son estratégicamente importantes, sin embargo, muchas cosas dependen del partido. Por ejemplo: si para estas alturas los partidos políticos no cuentan con una estrategia focalizada para conseguir el voto ciudadano que incluya mensaje, lemas, estructura y diseños, el número de victorias que obtengan será mucho menor al potencial.

-Publicidad-

La atención estará en los candidatos, ellos darán la cara por sus partidos. En el caso de elecciones a gobernador, entre los que han sido postulados como candidatos a gobernador, resaltan: Francisco Domínguez, en Querétaro; Carlos Mendoza, en BCS, y Cocoa Calderón, en Michoacán. Este tipo de candidaturas impulsarán votos del PAN que no hubiese obtenido de otra forma. (Al momento de entregar este artículo, todavía no terminaban de contar los votos en Sonora, San Luis Potosí y Nuevo León). Los hombres y mujeres que sean candidatos en esta contienda tendrán que suplir las deficiencias estratégicas, éticas y de percepción y eventualmente la falta de apoyo económico de sus propios partidos.

La tarea del candidato va mucho más allá de la imagen. El trabajo de contacto ciudadano es fundamental. Esta vez se les exige una nueva política, un esfuerzo mayor y una probada sensibilidad dada la gran desconfianza a los partidos políticos.

En el PAN hay quienes afortunadamente se han empeñado en que no se olvide nuestra historia. Una reciente carta recordaba que la candidatura de don Manuel en 1946 fue el ejemplo cívico del sacrificio, como todas las candidaturas panistas de la primera hora durante la larga noche del autoritarismo. La de Adolfo Christlieb, el testimonio de que la participación era la ruta pacífica para conquistar la conciencia de México. La de Abel Vicencio, una salida para situar al partido en una época necesitada de aliento y unidad. Hoy necesitamos que los candidatos y candidatas del PAN no se olviden de ese punto de referencia: que sean un ejemplo de civismo, de política y ciudadanía; que busquen la participación como un camino para la paz y que no se dejen llevar por inercias de grupo. Que le den al partido aliento y unidad para ser el motor de transformación de México.

Apoyaré a los candidatos y candidatas que constituyen la posibilidad de una representación digna y honesta para los ciudadanos. Particularmente conozco a muchos, sé que valen la pena como mexicanos y como panistas.

La posibilidad de triunfos en el PAN, es enorme; lo marca la coyuntura y lo dicen las encuestas. Estoy convencida de que si todos actuamos en congruencia con los valores que defiende el partido desde su fundación, si anteponemos el bien del PAN a los intereses personales, lograremos la unidad y Acción Nacional se refrendará como el gran partido que está llamado a ser para la vida de México.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí