‘No me quieren ver en el partido; les soy incómoda’

0
116

Unos días antes de que la Comisión Permanente del PAN resolviera dejarla fuera de las listas de candidatos a diputados plurinominales, el 12 de enero, Margarita Zavala se reunió con Gustavo Madero, el presidente del partido con licencia.

Algo sucedió ahí, pero Zavala prefiere guardarlo en el cajón bajo siete llaves. Al fin y al cabo ya sabía que “ese grupo” no la quiere ver y hasta le es “incómoda”, pues se lo hicieron saber.

“En política hay muchos caminos y pensé seria y honestamente servir a México a través de una diputación federal (…) Ví que alguno no me quiere ver ahí, les incomodo, pero también es cierto que no es lo único. Pero hacer política no es sólo eso, yo entré al PAN no por cargos sino por hacer política (…) No fue así y creo que uno de los problemas fue que a veces las inercias hacen que los intereses de grupo y de equipo estén sobre otra ponderación de la unidad, de candidatos, así se me hizo saber por algunos. Pero quiero decir que este tema para mí ya pasó, tengo que ver hacia adelante. El PAN es mucho más que esa decisión o esa manera de tomar las decisiones”.

-Publicidad-

En entrevista con EL UNIVERSAL, la ex primera dama asegura que va a dejar en el pasado este episodio.

Está en un café y es abordada por una joven. La felicita y le dice que siga adelante. Zavala se sonroja, agradece.

Se le pregunta por Felipe Calderón Hinojosa, el ex presidente de México. Plantea informalmente que anda con una apretada agenda internacional, lo mismo en el foro económico mundial de Davos, en Suiza, este fin de mes, que en un foro en Caracas, Venezuela.

Con todo, Margarita Zavala sostiene que el PAN tiene la fuerza para recuperar la Presidencia de la República en 2018, pero que debe escuchar al ciudadano y revisar la unidad interna.

No se ha ido, por ello dice: “Me verán, hay Margarita para rato”.

¿Por qué esa ojeriza de Madero hacia Margarita Zavala, qué le hizo?

—No soy yo la que tiene qué juzgar y mucho menos dar explicaciones… Ahí sí no tengo que dar ninguna explicación ni creo que me toca a mí.

¿No se va a complicar la vida pensando qué le hizo o qué le debe a Gustavo Madero?

—Exactamente. Hay cosas que no me sorprendieron del todo. Muchas veces digo pues “será porque soy mujer” y buscamos alternativas.

¿Ha hablado con Gustavo Madero (presidente del PAN)?

—De entonces para acá, no…

¿Cuándo fue la última vez que habló con él?

—Unos días antes de la toma de la decisión…

¿Qué le comentó?

—Bueno, eso es algo que pasó, le comenté lo que él ya sabía desde septiembre, de ser diputada federal. Hablé con casi todos los miembros de la Comisión Permanente. Le aposté y sigo apostando a la decisión de las personas.

¿Sólo estuvieron ustedes dos, qué le dijo él?

—No, varias cosas. Son cosas que prefiero reservar si no, me quedo en la anécdota…

¿Estuvo feo?

—Yo creo; a mí lo que me interesa es hacer pública una intención de servicio y con esa honestidad planteé las cosas. Yo no tenía mucho qué decir, mi vida se conoce y especialmente él, fuimos diputados juntos. Es importante mirar hacia adelante y no quedarnos en una anécdota, el PAN es mucho más que ese momento. Así que seguiré adelante.

No fue muy agradable el encuentro entre ustedes…

—Es difícil de calificar, pero no, tampoco fue… yo soy una persona muy conciliadora y tampoco creas que saco la espada y… no, yo seguiré siendo conciliadora.

¿Habló con el joven (Ricardo) Anaya? (hoy ex presidente del PAN)

—Sí, con casi todos en la Comisión y recibí varias respuestas, pero no vamos a poner a ninguno, no voy a hacer cosas que no ayudan al PAN ni al país. No le pienso seguir más al tema porque no ayuda ni al país, ni al PAN ni personalmente. Esta decisión sólo es de un grupo y los demás somos mucho más.

¿Excluyendo el PAN a los suyos se fortalece?

—Eso es lo que hay que plantear siempre. Los partidos políticos debemos estar a la altura de los ciudadanos. Yo sí quiero un partido que busque la inclusión y no la exclusión, que busque la libertad y no el control.

Le echaron el carro encima; cuando en la calle abollan el vehículo se cobra el deducible, ¿se va a ir así con su golpe?

—No, yo creo que ahí todos tenemos de algún modo responsabilidades. No soy yo quien tiene qué juzgar. No me gusta ser juez y parte. Después podremos ver al PAN desde otros ojos y no por esta decisiones que sólo son de un grupo y los demás somos mucho más.

¿Usted cree que el PAN tiene posibilidad de recuperar la Presidencia de la República en 2018?

—Sí.

¿Así como están?

—Es importante que el PAN no deje de ser instrumento ciudadano, darse cuenta de la importancia de la unidad y de promover sus liderazgos. Por ahí tenemos mucho qué trabajar. Por delante tenemos la elección. Yo estaré con los candidatos y candidatas.

… Aunque le cerraron la puerta.

—Bueno, me cerraron la puerta para una cosa pero las otras uno las abre.

¿Margarita Zavala no se quiere poner los guantes?

—Bueno, yo ya hablé inmediatamente por los sucedido. Dije qué imperaba, exclusiones. Pero en adelante voy a cuidar al PAN.

El PRD tiene su ex alcalde Abarca, el PRI la Casa Blanca y contratistas, pero el PAN también tiene ‘moches’, corrupción…

—En general hay un reclamo ciudadano en cuanto a transparencia y rendición de cuentas, honestidad y congruencia. El PAN no puede actuar como si no pasara nada. Pero hay unos más responsables que otros y yo por mi parte haré lo mío pero me parece que otros tienen que ser más responsables en ese sentido. Nos va a ir bien en la elección pero nos puede ir mejor.

¿Cómo defender a Acción Nacional cuando les echen en cara ‘moches’, corrupción?

—Pues depende de nuestros candidatos. Y el PAN tiene que ser responsable en lo que va decidiendo. Tenemos que ser más transparentes.

¿No cree que al PAN se le cuelen algunos impresentables?

—Eso es responsabilidad de quien se encarga de eso… Los que no tenemos cargo directivo, pues hay unos más responsable que otros. Los partidos políticos deben ponderar.

¿Usted alzaría la voz ante un impresentable?

—Y además el propio partido, pero los ciudadanos también.

¿Cómo valora el tema de la llamada “Casa Blanca” y la primera dama, Angélica Rivera?

—En el fondo lo que hay es un tema de transparencia, de conflicto de intereses, de rendición de cuentas. Es un tema más allá y en el cual tenemos que trabajar los políticos y estar a la altura de la exigencia ciudadana, no evadirlo sino enfrentarlo. Entre mayor transparencia y mayor claridad en las cosas el ciudadano saldrá ganando y con eso la política y con eso el país.

¿Eso engarza con el planteamiento de su partido de combatir la corrupción?

—Sí, tiene que ver en toda su amplitud, hacia adentro y hacia afuera, en la actividad diaria y en eso todos tenemos que hacer un esfuerzo.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí