México no llegará al 100% del abasto de combustibles en 2024

0
529
Pemex refineria
Oil refinery at the harbor in Rotterdam, Netherlands

Pese al ambicioso y oneroso proyecto que el Gobierno Federal planteó para que Petróleos Mexicanos (Pemex) se fortaleciera, la paraestatal no logrará garantizar la autosuficiencia en la elaboración de combustibles para 2024, como prometió el presidente Andrés Manuel López Obrador. No será suficiente la construcción de la Refinería Dos Bocas, la inesperada compra de la Refinería Deer Park ni la rehabilitación de las seis refinerías actuales.

De hecho, el mismo Gobierno Federal reconoció esta situación en diciembre pasado, cuando la Secretaría de Energía presentó su estrategia para el fortalecimiento de la petrolera e incluyó sus previsiones para la oferta de combustibles en los siguientes años.

Estas estimaciones sugieren que hacia 2024, Pemex podrá ofrecer 858 mil barriles diarios de gasolinas regular y premium, pero el consumo nacional rondará los 960 mil barriles, es decir un déficit de 102 mil barriles diarios, que tendrán que ser abastecidos mediante importaciones.

Por lo que en 2024 se cubriría el 89.7% de la demanda con producción nacional y todavía se tendría un déficit de 102 mil barriles diarios en promedio, lo que equivale al consumo que tendrán, la Ciudad de México y Nuevo León para este año, estimado en 115 mil barriles diarios.

-Publicidad-

Además, falta ver si este pronóstico en realidad se cumple. El Gobierno confían en que a partir de 2022 el Sistema Nacional de Refinación (SNR) duplique la oferta de combustibles refinados en Pemex, de 363 mil barriles diarios en enero a 605 mil en diciembre. Esto implica ofertar 517 mil barriles diarios en promedio durante todo el año, más del doble que en 2021 (233 mil barriles).

Sin embargo, el volumen de producción de gasolinas reportado por Pemex fue de apenas 271 mil barriles diarios en enero pasado, es decir, 92 mil barriles menos que lo proyectado por Sener.

Mientras que la demanda continuará con el consistente aumento de la movilidad tras lo que parece ser el final de la pandemia con incrementos en actividades como: visita a tiendas y ocio (5%), supermercados y farmacias (37%), estaciones de transporte (6%), lugares de trabajo (8%) y zonas residenciales (4%), con cifras al 21 de febrero pasado del Informe de Movilidad de las Comunidades ante el Covid-19 de Google.

La infraestructura necesaria

La esperanza principal del Gobierno descansa en la incorporación de toda la producción proveniente de la refinería texana de Deer Park, que se espera aporte 110 mil barriles por día.

Esto porque las cifras que publica Pemex revelan que durante 2021, sus refinerías reportaron altibajos en los niveles operativos que impiden tener crecimientos sostenidos. Por ejemplo, en el primer bimestre del 2021, la producción de gasolina creció 16%, pero en marzo se redujo 24.7%, luego, en julio y agosto subió 19.3%, pero para octubre se contrajo 1.4%.

Esta estabilización de la producción debe ser sostenida para alcanzar la tan anhelada autosuficiencia energética para el presidente. Pero para lograrlo, las seis refinerías que tiene disponibles el Gobierno Federal deben operar arriba del 80% de su capacidad, esto implica que terminen su reconfiguración para producir solamente diesel de ultra bajo azufre.

Pero también Dos Bocas debe operar al 100% de capacidad en 2023y que Deer Park envíe 100% de los combustibles producidos a México y reportar un balance positivo después de retornar el dinero de su construcción al Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin), de acuerdo con sus reglas operativas del fondo.

Pero además, Deer Park no enviará pronto altos volúmenes de combustibles, pes primero deberá cumplir compromisos con otros clientes, que ya tenía antes de la compra de Pemex y su producción podrá ser aprovechada por Pemex hasta que concluyan los contratos que originalmente firmó la petrolera Shell, dueña original del complejo.

Otro problema radica en la misma naturaleza del crudo que se extrae en México: casi todo es pesado y las refinerías mexicanas requieren petróleo ligero, por lo que las refinerías necesitarán una inversión adicional en cada refinería para adaptarlas o bien, importar crudo ligero.

En el caso de la Refinería de Dos Bocas que se construye en Paraíso, Tabasco, cuya inauguración está estimada para julio de este año, en realidad requerirá de otros siete meses, al menos, para la fase de pruebas, por lo que hasta septiembre de 2023 podría operar realmente a toda capacidad.

Proyecciones para 2023

Para 2023, el gobierno federal espera colocar un promedio diario de 776 mil barriles diarios de gasolina, 259 mil más que en 2022. La proyección señala que el mayor incremento en la oferta se dará a partir de agosto de 2023, cuando se esperan contar con 820 mil barriles diarios y cerrar el año con 858 mil barriles en promedio.

En este punto, Dos Bocas aportaría 161 mil y 163 mil barriles diarios de gasolinas magna y premium, de acuerdo con el Caso de Negocio Refinería en Dos Bocas, Paraíso, Tabasco, que Pemex Transformación Industrial presentó al Consejo de Administración de Pemex en mayo de 2020.

De los 259 mil barriles que se agregarían al mercado, aproximadamente 163 mil barriles vendrían de Dos Bocas, operando al 100%. El resto, 96 mil barriles diarios, vendrían de Deer Park.

En el caso de la rehabilitación de las refinerías de Cadereyta, Minatitlán, Salamanca, Tula, Madero y Salina Cruz ya se haya concluido en su totalidad, las inversiones requeridas para ese proyecto están programadas hasta 2024.

En 2021, Pemex Transformación Industrial contó con 11 mil 452 millones de pesos, de los cuales 7 mil millones se destinaron a la rehabilitación de estos seis complejos, pero al cierre de mayo de 2021, el avance es de apenas 23% con 23 reparaciones concluidas de 99 programadas.

Por ello, la demanda será completada por importaciones, de hecho el volumen de esta participación ha crecido desde 2017, cuando se abrió el mercado a su participación 1.6 a 164.4 mil barriles diarios en promedio en 2021.

A pesar de la descalificación sistemática que padecen por el Gobierno Federal tres de cada 10 litros de gasolinas que ingresan del mercado externo al cierre de 2021 fueron adquiridos por privados con permiso de importación otorgado por la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

Al 1 de enero, se reportan 88 permisos para la importación y exportación de petrolíferos e hidrocarburos, algunos de los cuales vencen en 2022 y 2023.


There is no ads to display, Please add some

Deja un comentario