Manuel Gómez Morín y el ITESM

0
236

Manuel Gómez Morín, un hombre multifacético, concibió ideas de instituciones diversas y de alguna manera colaboró a la realización de algunas de ellas, y en particular fue el principal fundador del Partido Acción Nacional. Una de sus grandes victorias fue hacer realidad el Banco de México. Pero también colaboró en varias instituciones de educación superior en México, incluyendo la Escuela Bancaria y Comercial, institución de gran prestigio.

Pero hay otro caso poco conocido, se trata del Tecnológico de Monterrey. No fue parte ni de su fundación ni de su organización, pero sí colaboró con su gran promotor, don Eugenio Garza Sada, en la concepción del mismo. En realidad, la organización que se fundó y que luego dio lugar al ITESM fue Enseñanza y Educación Superior, A.C. institución sin fines de lucro.

¿Entonces? Eugenio Garza Sada y Manuel Gómez Morín fueron grandes amigos, una amistad que se inició por relaciones profesionales de este abogado con empresas de Monterrey, encabezadas por don Isaac Garza (padre de don Eugenio). De los asuntos legales, don Manuel colaboró también con ideas administrativas, pero la relación se convirtió en una muy cercana amistad entre Eugenio y Manuel, que continuó durante su vida.

Los antecedentes de esta colaboración en materia académica se publicaron en un escrito de César Salinas Márquez, publicado en septiembre de 2015, titulado “La primera década del Tecnológico de Monterrey: el respaldo financiero de la iniciativa privada a la educación superior (1943-1953). De ello tomo los siguientes párrafos (con pequeños cambios para sustituir texto intermedio).

-Publicidad-

“En Nuevo León, un grupo de empresarios comenzaron a dialogar sobre la creación de un instituto privado, encabezados por los banqueros Antonio L. Rodríguez y Juan S. Farías, quienes buscaron modelos educativos extranjeros y entrevistaron a expertos para estructurar el proyecto, entre ellos a Pedro de Alba, José Vasconcelos, Antonio Caso y Manuel Gómez Morin [principios de los años 30].

“Éste último desarrolló la estructura de una escuela autónoma desde marzo de 1936, proponiendo que su orientación fuera la tecnología y la investigación. Rodríguez se encargó de promover la idea entre los empresarios regiomontanos con vocación social que se agruparon en el Club Sembradores de Amistad, el cual nombró como responsables del proyecto al abogado Virgilio Garza Jr. y a los empresarios Bernardo Elosúa y José G. Martínez.

“Por lo tanto, los empresarios resolvieron actuar por cuenta propia, y [Antonio L.] Rodríguez planteó la idea a Eugenio Garza Sada en diciembre de 1941, consciente de que su respaldo sería decisivo.

“… Garza Sada prefirió encabezar un proyecto propio, pidiendo asesoría a su amigo Gómez Morin, y con rapidez convenció a un grupo de hombres de negocios para que crearan una asociación civil que fundara la escuela, estableciendo el 14 de julio de 1943 la Enseñanza e Investigación Superior Asociación Civil (EISAC).

“… la estancia de Manuel como rector de la UNAM en 1933 permitió que obtuviera gran experiencia en el manejo de una institución de educación superior, por lo que pudo asesorar a Eugenio en la creación del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) en 1943.” [fin de las citas].

Con estos antecedentes, amén de otros de más fuentes, podemos afirmar que la cooperación de Manuel Gómez Morín a la creación del Tecnológico de Monterrey fue la asesoría que pudo dar a su gran amigo Garza Sada para la creación de “Enseñanza e Investigación Superior A. C.” en julio de 1943 y del ITESM en agosto del mismo año. Inició clases el 6 de septiembre de 1943.


There is no ads to display, Please add some

Deja un comentario