Los mensajes de la elección

0
180

El nivel de tolerancia a la corrupción ha disminuido.

25 de junio del 2015. A poco más de dos semanas de la jornada electoral los analistas siguen discutiendo sobre los efectos del voto nulo, la alternancia en la mayoría de los estados en que se eligió gobernador o las implicaciones de las candidaturas independientes que para algunos representan una amenaza en tanto que para otros constituyen una gran noticia.

Ciertamente no es fácil explicar el comportamiento del electorado y los resultados admiten las más diversas interpretaciones, pero lo que de plano no se entiende es la indiferencia de los partidos que siguen absortos en sus propios asuntos como si nada hubiera pasado.

Mientras al PRI y al gobierno federal los invade la autocomplacencia por haber logrado junto con sus aliados la mayoría en la Cámara de Diputados -aún y cuando perdieron más de un millón de votos-, las dirigencias del PAN y PRD hacen piruetas verbales y presentan enredados ejercicios numéricos para tratar de convencer que no sufrieron una derrota y que se registraron algunos avances aunque los datos duros digan otra cosa.

-Publicidad-

Sobra decir que lo que prevalece al interior es la evasión de responsabilidades y el ajuste de cuentas, postergando cualquier intento de reflexión seria y haciendo caso omiso de lo que la ciudadanía manifestó en las urnas siendo que quizá el principal mensaje, es precisamente que no se siente representada por los partidos y está dispuesta a experimentar otras opciones.

Me parece que esta elección también evidencia que, aunque en forma todavía incipiente, el nivel de tolerancia a la corrupción ha disminuido y que las maquinarias partidistas y el derroche de recursos ya no son suficientes para garantizar el triunfo.

Por último, los ciudadanos rechazaron las invitaciones a manifestar su inconformidad por el camino de la violencia con lo que demostraron que, a pesar de todo, se siguen apostando por la vía institucional lo que no es asunto menor.

Coincido con quienes afirman que aún con sus deficiencias, los partidos políticos son indispensables en cualquier sistema democrático, pero mal harían en mantener esta visión monopólica del poder y de la participación política ignorando los diversos llamados de la sociedad que cada vez se nuestra más determinada a hacerse escuchar, y cuya paciencia en cualquier momento puede llegar a su límite.


There is no ads to display, Please add some

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí